Deportes

Bayern Múnich es el nuevo campeón de Europa en una final muy alemana y emocionante

Actualizado el 25 de mayo de 2013 a las 12:00 am

Un juego muy ordenado se definió gracias a un héroe, Arjen Robben, quien anotó un gol agónico al 88

Deportes

Bayern Múnich es el nuevo campeón de Europa en una final muy alemana y emocionante

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

                         Los ganadores celebran. | AFP.
ampliar
Los ganadores celebran. | AFP.

San José (Redacción). El Bayern Múnich venció 2-1 al Borussia Dortmund y es el nuevo monarca de la Liga de Campeones de Europa, tras una final de un juego muy ordenado, táctico y físico.

Antes de iniciar el juego, las pantallas del estadio de Wembley mostraban imágenes de la final del año pasado entre el Bayern Múnich y el Chelsea que ganaron los ingleses.

Los jugadores del equipo muniqués bajaron la cabeza para no recordar ese momento doloroso, esa tristeza que hoy lucharían por evitar.

Pero al frente tenían un equipo que se caracteriza por su juventud y juego en conjunto. El Borussia Dortmund que ansiaba este título, quizás un chance que no se repetirá pronto, pues este discreto cuadro enfrentará un inminente desarme al final de la temporada cuando sus principales jugadores sean seducidos por los millonarios europeos.

Sin su estelar Gotze, los del Dortmund concentraron su juego en Marco Reus y en el impronunciable Jakub Błaszczykowski.

Sus rivales siguieron sus habituales rutas, Frank Ribery y Arjen Robben, que en el primer tiempo estuvieron muy controlados.

Y es que la primera mitad fue una glorificación del futbol alemán, orden ante todo, y con una lucha física que ganaron los defensas. La canciller bávara, Angela Merkel, seguramente estaba orgullosa en la tribuna.

Dortmund tuvo mayor control del juego, pero la opción más clara fue para los hombres vestidos de rojo. Mario Mandžukić aprovechó el primer centro que le permitieron a Ribery en el minuto 26, y cabeceó hacia marco pero el arquero Roman Weidenfeller realizó una espléndida atajada.

El 0-0 se tragó los primers 45 minutos y Wembley vería la definición en el complemento.

Ya en el segundo período el Bayern Múnich apretó el acelerador, sus opciones eran más claras, pero la defensa rival siempre se las ingeniaba para evitar la anotación.

Esa muralla de amarillo aguantó hasta el 60'. Ribéry filtró una pelota para Robben, la pelota parecía escapar, pero el volante de mil batallas luchó con sus capacidades físicas para enviar un centro que Mario Mandžukić se encontró solo en el área y definió fácilmente.

PUBLICIDAD

El Borussia Dortmund reaccionó y con el peligroso Robert Lewandowski emepzó a llevar peligro al área rival.

Pero no fue esa virtud la que les dio el empate al 68', una patada de Dante a la zona genital de Reus en el área ameritó un penal que İlkay Gundoğan convirtió en la igualdad.

El Bayern intentó recuperar la ventaja, pero los tiempos extra acechaban y ninguno de los equipos parecía romper la paridad.

El portero Roman Weidenfeller se convertía en le héroe tras detener varios remates pero en el 88' le arrebataron ese título.

Una jugada un poco accidentada por el centro culminó con un taquito poco ortodoxo de Ribery, que dejó solo a Robben ante el portero rival. El holandés hizo un amague y remató.

La pelota entró lentamente, como en cámara lenta Wembley se paralizó, pero nadie llegó a sacarla y a dos minutos del final, el Bayern logró el 2-1.

Los muniqueses tuvieron su revancha y son los nuevos monarcas de la Liga de Campeones de Europa.

Bayern Múnich : Neuer - Lahm (capitán), Boateng, Dante, Alaba - Schweinsteiger, Javi Martínez - Robben, Muller, Ribéry - Mandzukic.

Entrenador: Jupp Heynckes

Borussia Dortmund: Weidenfeller (capitán) - Piszczek, Subotic, Hummels, Schmelzer - Bender, Gundogan - Blaszczykowski, Reus, Grosskreutz - Lewandowski.

  • Comparta este artículo
Deportes

Bayern Múnich es el nuevo campeón de Europa en una final muy alemana y emocionante

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

Ver comentarios
Regresar a la nota