La receta para hacer historia

El Barcelona hizo del balón el centro del juego

El cuadro catalán llegó a 277 partidos al hilo con dominio de la posesión de pelota

Pelota al pie, buen trato y un pressing sin concesiones son las claves de este estilo

Últimas noticias

En el F. C. Barcelona, la posesión de pelota alcanza la categoría de dogma, es parte de su estilo y forma de entender el juego.

Desde las dos últimas fechas de la temporada 2007-2008 hasta el presente mes, el Barça jamás perdió el control del balón.

En números absolutos, son 277 partidos al hilo mandando en la estadística que dice cuál es el equipo que se apropia del esférico.

La cuenta llegó a ese número el pasado sábado 22 de diciembre, en la victoria blaugrana , 1 a 3, ante el Real Valladolid, en el cierre de la primera vuelta de la presente temporada.

Estos cuatro años y siete meses enmarcan juegos en la Liga de España, Champions League , Copa del Rey, supercopas de España y Europa y Mundial de Clubes.

Todas esas competencias las ganó el cuadro azulgrana al menos una vez, lo que valida el estilo y da un mentís a la corriente resultadista que divide al Planeta Futbol .

Escuela. La cadena de 277 juegos empezó en la agonía de aquella temporada, pero es más preciso decir que empezó con la llegada de Johan Cruyff, el técnico holandés que diseñó el original Dream Team.

Líder de la Holanda del futbol total, el antiguo 14 naranja puso en la tiendas azulgranas una versión depurada de aquel cuadro que asombró al mundo en 1974.

Al estilo de toque, acompañamiento y descarga que implantó el estratega que ganó cuatro ligas de España al hilo y la primera Champions League se le llamó tiki-taka.

La onomatopeya pretendía reproducir el sonido de los pases continuos de pelota y su circulación constante: el primer mandamiento de este estilo.

Josep Guardiola –intérprete en ese cuadro del holandés– recordaría, en una entrevista con El Gráfico de Argentina, que el arribo de Cruyff fue determinante para el actual estilo del Barça.

Según Guardiola, antes de Cruyff, el Barcelona jugaba a la alemana, si el técnico era alemán; a la argentina, si el estratega era argentino; a la inglesa, si el de turno era inglés. En suma, jugaba de acuerdo con las circunstancias.

El técnico que perfeccionó el tiki-taka y llevó al Barcelona a ganar seis títulos en su primera temporada asegura que con Cruyff se acabó la mezcolanza.

“Dijo (Cruyff): ‘Señores, acá se juega así’, y desde entonces se ficha y se juega siguiendo una filosofía que todos los demás respetaron”, señaló Pep en esa publicación.

En otras palabras, el Barcelona encontró una identidad futbolística; esta se cultiva en todos los estamentos del club.

Amén de la posesión y el trato prolijo de la pelota, este Barcelona tiene un principio irrenunciable: la presión, la cual la ejercen todos, así se llame Lionel Messi, el pressing del Barcelona es asfixiante.

Defender con la pelota será la gran herencia de este equipo cuando llegue el momento de que la historia juzgue esta época.

Por el momento, el Barcelona seguirá fiel a su estilo, sin prestarle la pelota al contrario.

Rellene los campos para enviar el contenido por coreo electrónico.

Enviar:

Noticia La Nación: El Barcelona hizo del balón el centro del juego