Deportes

Rumbo a la final

Balotelli, el excéntrico talentoso de la Azzurra

Actualizado el 30 de junio de 2012 a las 12:00 am

Deportes

Balotelli, el excéntrico talentoso de la Azzurra

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

                         Antes del juego ante los alemanes estuvo más bien decepcionante, pero Balotelli se vistió de superhéroe cuando su equipo más lo necesitaba. | AFP
ampliar
Antes del juego ante los alemanes estuvo más bien decepcionante, pero Balotelli se vistió de superhéroe cuando su equipo más lo necesitaba. | AFP

Barcelona. AFP. El de de los golazos a Alemania o el de la patada a Song; el tipo que utiliza su IPad en el banco de reservas o el genio que sorprende por su futbol fácil.

Así es Mario Balotelli , el tipo que ayer saltó a las portadas por su futbol, no por sus excentricidades.

Todos reconocen su talento inconmensurable y también que sus veleidades son producto de una infancia complicada que lo marcó.

Nacido en Palermo e hijo de ghaneses, Mario Barwuah tenía dos años cuando su familia dejó el pequeño apartamento en el que vivían 20 personas en Sicilia para buscar la fortuna en el norte de Italia. Se instalaron en Brescia, allí vivió durante 15 años.

Su familia no podía mantenerlo y lo entregaron en custodia a los Balotelli (tres hermanos más, dos de ellos adoptivos).

En un barrio de blancos, tenía una evidente problema de identidad; además, estaba obligado administrativamente a visitar cada cierto tiempo a su familia biológica.

Debutó como profesional con 15 años de edad. Walter Salvioni lo alineó con el Lumezzane, en un partido de la serie C1.

Ahí anunció que “sería el primer negro en jugar con la Azzurra ” (aunque Fabio Liverani, del Lazio, también negro, fue internacional en 2001 contra Suráfrica).

En el 2006 estuvo a prueba con el Barcelona, marcó ocho goles en tres partidos pero su representante pidió “ una barbaridad” para que el joven Mario se quedara en Barcelona y se fue al Inter de Milán.

De allí al City, previo pago de 28 millones de euros.

En Manchester, una radiorrevista matinal recoge las llamadas de los oyentes que cuentan las peripecias de Balotelli en la ciudad.

Muchas pueden ser producto de la imaginación popular, como la de aquella fiesta en la que estuvo a punto de quemar su casa al manipular fuegos artificiales.

Otro que vio cómo le dio mil libras a un vagabundo, o aquel día que entró en la biblioteca de la universidad y pagó las multas de todos los estudiantes que no habían devuelto a tiempo los libros.

Claudio Prandelli tuvo sus dudas para convocarle a la Eurocopa.

Demasiadas turbulencias, mucha inestabilidad emocional. Balotelli es el delantero bipolar. Un tipo que anda arriba y abajo. Ahora está en lo más alto, y cuando está allí, es difícil que alguien pueda pararlo.

  • Comparta este artículo
Deportes

Balotelli, el excéntrico talentoso de la Azzurra

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

Ver comentarios
Regresar a la nota