Deportes

Atención, volvió Uruguay

Actualizado el 18 de agosto de 2013 a las 12:00 am

Deportes

Atención, volvió Uruguay

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

Buenos Aires

“¿Cómo se les ocurre organizar un partido así en este momento?”, se preguntó buena parte de la prensa paraguaya. Aludía a que Alemania es una de las superpotencias futbolísticas del momento junto con España y (desde la Copa Confederaciones) Brasil. También a que Paraguay atraviesa su peor crisis de los últimos 20 años.

El partido era en Kaiserlautern y el ambiente, en general, temía una goleada tipo catástrofe. Un periodista se preguntaba: “¿Por cuánto perderemos... 5, 6 o 7 a 0? Lo único seguro es que no podemos hacerle un gol a Alemania”. A los 13’ Paraguay ganaba 2 a 0, con dos golazos tremendos de Núñez y Pittoni). Al final, 3 a 3.

¡Qué maravilloso es el fútbol! Todo lo inimaginable sucede con absoluta naturalidad.

De entre el fárrago de partidos por la fecha FIFA elegimos Alemania-Paraguay por aquello del poderío germano, fuerte candidato al título mundial del 2014.

Nos topamos con la agradable sorpresa de Paraguay. Los hinchas guaraníes preferían para este presente un amistoso con Eslovenia, tal vez Jamaica. Pero cuando se pacta ese tipo de juegos, viene la crítica inversa: “¿De qué sirven esos partidos? Hay que jugar contra los grandes, como hacen Argentina o Brasil?”

Pactos. Lo que mucha gente ignora es que estos amistosos se acuerdan con un año de antelación, a veces más. En ese momento es imposible saber cuál será la actualidad de los equipo. Además, Alemania, Inglaterra, Italia o España eligen a quien enfrentar.

Ecuador quería medirse con España, siempre es emocionante un choque así, y porque quien juega contra potencias se siente potencia. Le quedó un mal sabor de boca: de local cayó fácil ante una Roja remendada. Pareciera que la muerte de Chucho Benítez sigue sobrevolando el campamento ecuatoriano. Perder un jugador de esa dimensión es un mazazo de atrás. ¡Y en qué momento...!

Alemania puso todos los generales en el campo: Neuer; Lahm, Mertesacker (Boateng), Hummels, Schmelzer; Khedira, Gündogan; Müller, Özil; Reus (Podolski), Klose (Gómez) y jugó a fondo.

Los gestos de desazón del técnico Löw y la reprobación del público tras el 0-2 eran buen reflejo. Machacó y machacó Alemania, pero no le pudo ganar al último de la eliminatoria sudamericana, ya fuera del Mundial, que además puso varias figuras jóvenes.

PUBLICIDAD

Los técnicos afirman que estos amistosos son muy buenos para extraer conclusiones. Y cuando los periodistas lo hacen (extraer conclusiones) se quejan: “¡Es solamente un amistoso!”

El gran ganador de esta jornada FIFA fue Uruguay; en rotunda actuación goleó a Japón (4-2), un fútbol cada día más fuerte. De cara al partido con Perú, es como el caballo que el jueves, antes del clásico del domingo, hace una pasada liviana, sin exigir, y echa mil metros en 58”. Solo para estirar las piernas. La selección nipona fue la primera clasificada al Mundial (irá por quinta vez consecutiva). Ahora corre y juegan cada vez mejor.

Uruguay ratificó la vigorosa levantada que experimentó al vencer a Venezuela en Puerto Ordaz y que continuó en la Copa Confederaciones. Tiene que atravesar un campo minado en las cuatro últimas fechas de la eliminatoria (Perú, Colombia, Ecuador, Argentina), puede que tropiece, pero algún daño grande va a hacer. Está otra vez fuerte la Celeste . Y como dijo Diego Lugano: “El verdadero Uruguay aparece en el partido límite”.

El trío Suárez-Forlán-Cavani recuperó el poder de fuego. Excepto Argentina (Higuaín-Agüero-Messi), no vemos muchas selecciones en el mundo que puedan presentar tal nivel de artillería.

Colombia sí podría poner en campo una terna de ataque fabulosa: Falcao García, Teófilo Gutiérrez y Jackson Martínez; pero Pekerman prefiere una fórmula con dos atacantes de área y dos volantes bien ofensivos por afuera.

Fijo. Pekerman, acaso sin quererlo, confirmó en la conferencia de prensa previa al juego con Croacia algo que sabíamos: el delantero que lo deslumbra, el único no negociable para él es Teófilo Gutiérrez. Cuando le preguntaron si podían jugar juntos Messi y Neymar respondió: “Yo ya tengo bastante con Falcao y Jackson”. El que nunca estará en duda, mientras él dirija a Colombia, será Teo. Le agrada ese tipo de atacante: con gol, pero sobre todo con fútbol. Hace un año, en Paraguay, le comentamos el momento estelar que atravesaba Radamel y él, dentro de su hermetismo, sucumbió al entusiasmo: “Sí, ¿y Teo? Ése es un fenómeno”. Lo entendemos, Teo es de esos “9 “que reúne tres condiciones apreciadas: valiente, brillante y contundente.

PUBLICIDAD

Argentina, que a veces da la impresión de no poder empatarle ni a Tailandia sin Messi, esta vez le ganó bien a Italia, en Roma, sin el “10” en cancha, con situaciones como para que el 2-1 fuera 3 o 4 a 1. La misma que hizo magnífica semifinal ante España en Confederaciones.

No se puede analizar partidos por tres minutos, es poco serio. No obstante, si el resumen del Corea del Sur-Perú que vimos estaba bien editado, nos deja un dato: Perú pateó una vez al arco asiático, en tanto Corea puso a prueba los reflejos del ascendente Fernández siete veces. Afrontará en 19 días uno de los partidos más importantes de su historia. No es apenas la clasificación a este Mundial. Son las tres décadas de ausencia, acabar la sequía, que la tierra vuelva a estar húmeda. No le sobran cartas a Sergio Markarian para jugarse el resto en esa partida. ¡Qué destino! Se juega la vida frente a su Uruguay...

  • Comparta este artículo
Deportes

Atención, volvió Uruguay

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

Ver comentarios
Regresar a la nota