Deportes

Columna de Barraza

El Arsenal de Inglaterra se traga las eses

Actualizado el 10 de febrero de 2014 a las 12:00 am

Deportes

El Arsenal de Inglaterra se traga las eses

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

Imagen sin titulo - GN
ampliar
Imagen sin titulo - GN

Buenos Aires

Insólito, espectacular, asombroso... El mismo diccionario de sinónimos palidecería para describirlo. Arsenal arribó a la ciudad de Los Beatles con su chapa de puntero bien lustrada y su aureola de equipo que mueve bien la bola. Pero fue una visita borrascosa y recibió una golpiza de esas que se evocan por años. Pareció que lo estuvieran esperando agazapados... A los 52 segundos ya perdía 1-0. Centro a la olla de Steven Gerrard, una tropilla entrando de frente y el eslovaco Martin Skrtel, de rodilla, hace red.

Todavía se estaban acomodando las medias y el pantaloncito y ya perdían 1 a 0 los cañoneros. Pasa en las mejores familias. Pero ni en la peor pesadilla soñaban lo que vendría... A los 9' minutos, corner desde la derecha (otra vez Gerrard), sensacional cabezazo de Skrtel al ángulo alto y 2-0.

A los 11', Sturridge, solo, falla el tercero tras pase magistral de Suárez... 12 minutos, desborda Sterling, centro atrás y Suárez no puede conectar al gol... 13': desde 26 metros, Suárez saca una bomba de aire que revienta el palo derecho de Szcesny... Era gol del año.

Arsenal semeja un boxeador al que le acertaron un gancho en la pera y no sabe donde está parado, tambalea, ve doble, triple... Le crean dos situaciones de gol por minuto. A los 16' Suárez habilita con clase a Sterling y el jovencito de 19 años estremece las piolas. Tres minutos después, un pase bochinesco del brasileño Coutinho a Sturridge y el moreno canta el cuarto. ¡Cuatro a cero en 19 minutos...! ¡Al puntero...!

El Arsenal parece tragarse las eses... Skrtel, Sterling, Sturridge y Suárez, las cuatro eses, los cuatro ases del renovado Liverpool de Brendan Rodgers. Al final fue 5 a 1; hubo otro tanto del jamaiquino-inglés Sterling. Tranquilamente pudieron ser ocho o nueve. Un nocáut de esos que dejan secuelas. Perdió la punta el Arsenal, y puede perder la liga; de una golpiza de estas no se vuelve igual.

Es casi un rito levantarse temprano el sábado y, mientras se huele a café y tostadas y se hojea los diarios, abrir la mañana con fútbol inglés. Una propuesta siempre atractiva y una fórmula que casi nunca falla. Es menos fuerte que otras ligas la inglesa (sobre todo que la española), pero claramente más divertida. Garantiza intensidad, emociones, espectáculo. No defrauda. Y no hay tres figuras y 17 partiquinos; Inglaterra ofrece casi todos los fines de semana un cotejo estelar o de alta intensidad. Están el Manchester City, el United, Liverpool, Everton, Arsenal, Tottenham, Chelsea, los clásicos de ciudad, las grandes rivalidades, la tradición. Y un condimento especial: todos pueden ganar.

PUBLICIDAD

Eso sin contar con el marco precioso, en el estadio que sea. Sin excepción, siempre repletos. El orden, la simetría que se observa en las tribunas ya genera admiración. No hay un solo aficionado sentado en las escaleras. Nadie se quiere pasar de listo. En la cancha, igual, el Fair Play es sagrado y pretender sacar ventaja por izquierda merece la condena social. Los jueces son poco tarjeteros y dejan jugar, pero nadie se hace el vivo.

El Chelsea de Mourinho aprovechó el descalabro del Arsenal y le quitó la vanguardia (56 puntos a 55); el City, que inesperadamente igualó 0-0 con el Norwich, quedó también con 55 y el Liverpool llegó a 50. Arde la tabla.

Liverpool promete dejar hasta la última gota de sangre por la corona. Brendan Rodgers, norirlandés, 41 años, está haciendo un trabajo fantástico en Anfield. Tomó un equipo que se había acostumbrado a navegar a 25 ó 30 puntos de los buques de punta en las temporadas anteriores y le transmitió su fuerte carácter. Ahora van por el título. Una lástima que este año no esté en Champions .

Tiene una defensa aguantadora, dos mastines en el medio –Henderson y Gerrard–, a Couti nho como creativo y arriba las tres eses: Suárez-Sturridge-Sterling.

Éste último lleva dos temporadas en el primer equipo pese a que recién cumplió los 19 en diciembre. Ya jugó el Mundial Sub-17 para Inglaterra y no sería descabellado que lo citen para ir a Brasil dada la lesión de Walcott. Hace un tándem tremendo con Suárez.

  • Comparta este artículo
Deportes

El Arsenal de Inglaterra se traga las eses

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

Ver comentarios
Regresar a la nota