Deportes

Triunfo por la mínima ante Uruguay

La victoria no es algo fácil para el Team

Actualizado el 08 de octubre de 2014 a las 12:00 am

El azteca Antonio Pedroza salió del banquillo para darles los tres puntos

El juego comenzó con 50 minutos de retraso por el mal drenaje de la cancha

Deportes

La victoria no es algo fácil para el Team

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

Guadalupe Victoria por la mínima diferencia, pero triunfo al fin. Herediano necesitó de una sola opción para derrotar a un Uruguay de Coronado sumergido en crisis y que ayer aguantó hasta donde pudo el embate rojiamarillo.

La solución a su poca capacidad de definición provino del banquillo. El mexicano Antonio Pedrosa terminó sentenciando a diez minutos del final del partido, salvando a un cuadro rojiamarillo que por momentos comió ansias y no supo qué hacer debajo de la portería coronadeña.

El 1-0 es demasiado poco, casi nulo para tantas opciones que tuvo el Team y que pudieron hacerle la noche mucho más tranquila.

El mal drenaje del Coyella Fonseca retrasó el fútbol por más de 50 minutos y dejó una gramilla sintética, empozada, resbalosa y complicada para el traslado del balón.

Y si a alguno complicó más, fue al Uruguay de Coronado, pues jugadores como Rafael Rodríguez o Randall Azofeifa fueron obligados a correr y lanzar pelotazos, con más fuerza que talento.

El defensor Cristian Montero (4) salva un centro para el Herediano ante el acecho del coronadeño Randall Azofeifa anoche en el estadio Coyella Fonseca de Guadalupe que ayer fue casa de Uruguay de Coronado en juego de reposición de la fecha 10 del Torneo de Invierno 2014.   | RAFAEL PACHECO
ampliar
El defensor Cristian Montero (4) salva un centro para el Herediano ante el acecho del coronadeño Randall Azofeifa anoche en el estadio Coyella Fonseca de Guadalupe que ayer fue casa de Uruguay de Coronado en juego de reposición de la fecha 10 del Torneo de Invierno 2014. | RAFAEL PACHECO

Aún así, Herediano comenzó de a poco a avasallar a su rival, como queriendo arrinconarlo. Fue el método de un tigre que procuraba lanzar un zarpazo a la yugular y acabar rápido con su presa.

Para eso propuso una alineación completamente ofensiva, con un Verny Scott improvisado por la izquierda, casi como un extremo.

Ya al minuto 12', Víctor Núñez lanzó la primera llamada de atención. Óscar Esteban Granados mandó un remate picado en la cancha mojada que el joven portero Darryl Parker no pudo contener.

La pelota quedó en pies del Mambo, pero en esta ocasión el goleador resbaló. Ahí tuvo demasiada suerte el cuadro lechero.

Por la derecha o por la izquierda, el ataque rojiamarillo insistió durante toda la primera parte con presura, pues claramente el empate no servía de absolutamente nada.

Al 35’, Dave Myrie le ganó la espalda a Eduardo Tourbone y sacó un centro fuerte (más aparecido a un remate) que Yendrick Ruiz no pudo empujar con su pecho.

Uruguay solo tuvo tintes de peligro. Jonathan Moya fungió como comandante del ataque, pero siempre quedó muy solo en un mar de piernas heredianas.

Hasta ese momento, los coronadeños sobrevivían al bombardeo del Team y lo hacían solamente por la mala puntería de sus rivales.

Así terminó la primera mitad, con Uruguay aguantando el vendaval. Fue una ganga para ellos.

No muy fino. En la primera parte, el Herediano quería desaparecer a su presa fácilmente, pero en la segunda mitad esta no se dejó liquidar; tuvo hasta más vida.

No obstante, Antonio Pedroza entró por el Mambo y Herediano comenzó a ganar en presencia dentro del área, aunque siguió aduciendo su falta de contundencia.

El azteca pudo abrir el marcador al 53’, pero su remate, pese a ir bien dirigido, salió rozando el poste derecho de Parker.

Pero, al final, ya cuando el empate parecía sentenciado, Pedroza se hizo el héroe al definir la única opción clara, al 85’, y mantener intacta la recuperación florense.

  • Comparta este artículo
Deportes

La victoria no es algo fácil para el Team

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

Ver comentarios
Regresar a la nota