Deportes

Frío empate en Coronado

Una trabada lucha sin el desahogo del gol

Actualizado el 12 de noviembre de 2012 a las 12:00 am

El punto es poco para los caribeños, que comprometen su cuarto lugar de la tabla

A Uruguay las cuentas no le dan y ya quedó fuera de la siguiente fase

Deportes

Una trabada lucha sin el desahogo del gol

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

San Isidro de Coronado. Si se observa con calma, el empate de ayer entre Uruguay de Coronado y Limón FC fue un mal trato para ambos conjuntos.

Pese a que el resultado es justo por lo poco mostrado durante los 90 minutos, la división de puntos perjudicó a ambos equipos en la tabla.

A Limón, que llegó con la meta de ampliar su distancia en el cuarto lugar, ahora le respira en la nuca Pérez Zeledón y deja la resolución del boleto para el próximo domingo, cuando ambos se enfrenten.

Para Uruguay, el empate significa decirle adiós a la clasificación, pues la suma no le da y ahora puede pensar en el próximo torneo.

Equilibrado. El juego de ayer, ante una bonita presencia de aficionados en el estadio El Labrador, fue una equilibrada lucha en el medio campo pero sin claridad para alguno de los dos equipos.

Además, fue un partido de “ratos”. Por momentos, los caribeños dominaron el juego y, en otros instantes, los coronadeños impusieron su localía en la cancha.

Limón tuvo en la primera mitad el mayor tramo del partido en su poder e incluso pudo haber terminado con al menos una anotación.

Andrey Francis y Delbert Cameron fueron los encargados de jalar en sus hombros la ofensiva de todo el conjunto limonense.

En sociedad, por medio de una pared o aventurándose individualmente al área con balón dominado, ambos llevaron peligro al arco, pero carecieron de profundidad.

Los caribeños se fueron enfriando al mismo son que fue bajando la temperatura en Coronado y ya para el complemento habían perdido el dominio del balón.

En filas uruguayas las únicas opciones de verdadero peligro fueron dos buenas intervenciones de Roy Myrie, quien habilitó a Erick Scott para el mano a mano con el portero limonense, Jairo Monge.

La primera al minuto 29 y la otra al 37’. En ambas, el ariete falló en el uno contra uno y remató al cuerpo ante la salida del guardameta.

Scott volvió a ser el principal protagonista del grito y la emoción de la grada, cuando al 50’ logró sacar al portero caribeño, pero definió afuera con todo el marco a su disposición y sin guardameta.

PUBLICIDAD

Fueron los mejores momentos para lo locales, que no aprovecharon su casa y quedan fuera del torneo a falta de dos fechas.

Partido con poca emoción y mucha entrega en la cancha, pero sin el condimento especial: el gol.

  • Comparta este artículo
Deportes

Una trabada lucha sin el desahogo del gol

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

Ver comentarios
Regresar a la nota