Deportes

El clásico es el domingo a las 11 a. m.

Óscar Ramírez y Jeuastin Campos, con nueve títulos en conjunto, se miden por segunda vez

Actualizado el 07 de noviembre de 2014 a las 12:00 am

Poco ha cambiado desde octubre para el segundo duelo entre entrenadores

Ramírez vuelve a llegar como el favorito y Campos con los mismos problemas

Deportes

Óscar Ramírez y Jeuastin Campos, con nueve títulos en conjunto, se miden por segunda vez

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

Para este domingo, un mes y ocho días habrán pasado desde el primer clásico que enfrentó a Óscar Ramírez y Jeaustin Campos en los banquillos de los clubes más populares del país. Poco ha cambiado en un Alajuelense que se presenta como favorito y un Saprissa que arrastra los mismos problemas desde el inicio del Torneo de Invierno.

El clásico enfrentará a dos de los entrenadores más exitosos de la historia del balompié nacional: 5 títulos de Ramírez y 4 de Campos.

Machillo, representado en el imaginario tico como calculador y metódico. Jeaustin, también reconocido como estratega, lleva en su estela un ingrediente más ofensivo y de motivador, elevado por institucionalizar aquella “Saprihora”.

Paradójicamente, los números invierten los papeles: Ramírez tiene, aunque sea por poco, mejor promedio goleador al frente de la Liga, 1,7 (306 tantos en 182 partidos); que Campos como entrenador morado, 1,6 (204 goles en 129 encuentros).

Con cinco títulos, Óscar Ramírez es el entrenador que más glorias le ha entregado a Alajuelense.  | ARCHIVO
ampliar
Con cinco títulos, Óscar Ramírez es el entrenador que más glorias le ha entregado a Alajuelense. | ARCHIVO

Estabilidad eriza. Machillo llega con el mismo manto de superioridad que da el haber amasado a su plantel. La Liga es líder con un buen colchón de seis puntos –además de un partido menos que la S– y se mostró tan efectiva ante Herediano, el miércoles, como lo hizo en aquel primer clásico, cuando ganó 0-2 en la Cueva después de resistir el asedio saprissista de la inicial.

La calma manuda se refleja por cualquier lado que se analice la matemática del campeonato: es la mejor defensa (11 goles en 16 partidos), tiene la segunda mejor ofensiva (29 ante 33 goles anotados de Saprissa), al líder del goleo –Armando Alonso con ocho dianas– y ostenta un larguísimo invicto como local.

Son ventajas que solo sirven, si acaso, para adornar el papel pero que un estratega como Ramírez las pone a jugar. Ese colchón de puntos servirá para que Machillo plantee el partido como le gusta: a esperar la propuesta del rival para luego intentar desarmarla y atacar.

Jeaustin Campos tiene un rendimiento envidiable en clásicos nacionales como entrenador de Saprissa, solo ha perdido dos veces ante la Liga.  |  ARCHIVO
ampliar
Jeaustin Campos tiene un rendimiento envidiable en clásicos nacionales como entrenador de Saprissa, solo ha perdido dos veces ante la Liga. | ARCHIVO

Problemas sin resolver. La S llega como empezó el torneo: sin un portero titular, con la defensa plagada de dudas y sin un gran triunfo en lo local que acabe de convencer a la aún dubitativa afición.

Se suma la irónica crítica a la falta de definición. Es, como se mencionó, la mejor ofensiva del torneo pero Campos y sus dirigidos quieren más; quieren dejar de perdonar tantas veces al rival.

Mientras Ramírez buscó consolidar una titular para, partiendo de ahí, encontrar las variables, Campos se ha tenido que acomodar a desarrollar tantas variables como le sean posibles para armar una alineación estelar partido a partido.

Mas, aún así, la sorpresa puede saltar de cualquiera de los dos banquillos cuando se enfrentan dos estrategas con tanto conocimiento de la pasión que siempre envuelve al clásico nacional.

  • Comparta este artículo
Deportes

Óscar Ramírez y Jeuastin Campos, con nueve títulos en conjunto, se miden por segunda vez

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

Ver comentarios
Regresar a la nota