Deportes

La rivalidad entre Javier Delgado y Rónald González solo se da en la cancha

Actualizado el 30 de septiembre de 2013 a las 12:00 am

Deportes

La rivalidad entre Javier Delgado y Rónald González solo se da en la cancha

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

La afición disfrutó de sus jornadas con pantalón corto. Los aprecia ahora en la piel de los estrategas. Saben ganar. Y también perder.  | RAFAEL PACHECO
ampliar
La afición disfrutó de sus jornadas con pantalón corto. Los aprecia ahora en la piel de los estrategas. Saben ganar. Y también perder. | RAFAEL PACHECO

Cartago. Desde los tiempos en que ambos zagueros vestían los colores morado y rojinegro, hasta este hoy de avezados estrategas, Rónald González, en el Saprissa, y Javier Delgado, en Cartaginés, han mantenido una abierta rivalidad que solo se da en la cancha.

Fuera del terreno de juego, aún dentro de este, concentrados en lo que cada uno procura urdir junto a la raya lateral como “libretista” de una causa, son adversarios únicamente a lo largo de los 90 minutos reglamentarios.

Antes y después, González y Delgado son simplemente devotos del fútbol que se respetan y defienden sus códigos éticos y de competitividad.

“Yo no tengo ningún duelo particular con Javier. Lo respeto como a un excelente colega. La rivalidad es estrictamente deportiva; él en el Cartaginés, yo en el Saprissa”.

Así respondió Rónald González en la conferencia de prensa la pregunta de un reportero, acerca de los seis empates consecutivos que han cosechado desde sus respectivos banquillos, uno en Guatemala y los otros cinco en el fútbol nacional.

En Guatemala empataron en una ocasión, Delgado al mando del Municipal y González en el banquillo del Comunicaciones.

Cada maestrillo... Son personalidades afines con estilos diferentes. Suelen ser claros en lo que respecta a sus puntos de vista. Los defienden con certeza y siempre hay respuestas, ganen o pierdan, cuando son consultados por la prensa, antes y después de los partidos.

Ayer se enfrentaron de nuevo. Mientras Javier se mantuvo los 90 minutos prácticamente de pie, alentando a sus muchachos, girando instrucciones con señales a distancia y discutiendo constantemente con el asistente arbitral, Juan Carlos Sánchez, por fallos que el timonel azul consideraba desacertados, Rónald hizo lo propio de pie en varios tramos del encuentro, y sentado en otros.

Lo mismo que su colega, Delgado tuvo frases de reconocimiento para el plantel saprissista. “Saprissa es un equipo consolidado. Sale una figura titular y entra otra con iguales o mejores condiciones”, expresó Delgado.

Cada maestrillo, tiene su librillo , reza el refrán popular. Cada quien con su estilo, son ejemplos de cómo se debe tomar el fútbol, que despierta pasiones, a veces desbordantes, pero que al final de la contienda, más allá del resultado, dignifican al deporte y se saludan con amistad y respeto.

  • Comparta este artículo
Deportes

La rivalidad entre Javier Delgado y Rónald González solo se da en la cancha

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

Ver comentarios
Regresar a la nota