Deportes

La racha porteña tampoco pudo con la urgencia eriza

Actualizado el 29 de abril de 2013 a las 12:00 am

Deportes

La racha porteña tampoco pudo con la urgencia eriza

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

Alajuela. El mejor Puntarenas de todo el Verano finalmente no fue rival para la urgencia de un Alajuelense que nunca había estado tan cerca del milagro.

Poco le importó a la Liga el invicto de seis partidos con el que los porteños llegaron al Morera Soto, porque la convicción manuda ya no conoce de colores, solo de obligaciones.

Con una titular cargada de variantes, el equipo de Manuel Keosseián volvió a dejar claro que difícilmente serán ellos los que condenen su destino con una derrota o siquiera un empate.

Kenner Gutiérrez y Verny Ramírez le cumplieron a una zaga que pocas veces se vio verdaderamente comprometida por un Puntarenas que llegó diezmado a la transcendental cita.

Por las razones que fueran, el dejar fuera a Johan Venegas castigó a un conjunto que desde hace 10 jornadas no acaba un partido sin convertir ni un solo gol.

Ángelo Padilla, el desenchufado relevo del goleador arenero, no estuvo ni cerca de entenderse con Daniel Quirós en la parte alta de los visitantes, que durante toda la primera parte lucharon por robarle las espaldas a la defensa local.

Christopher Meneses y Porfirio López se encargaron de mantener a raya a Quirós durante toda esa mitad, la única en la que Puntarenas de verdad preocupó por tramos al campeón nacional.

Contundencia. Igual que el Puerto, Alajuelense también buscó hacer su tarde a espaldas de la defensa rival, y aunque la estrategia tardó en surtir efecto, finalmente lo hizo.

Luego de un sinfín de fueras de juego, Kenneth García logró finalmente filtrar un balón para Armando Alonso y el Caya cumplió con su parte del trato frente a la portería de Carlos Díaz. 1-0 al 30’.

A partir de ahí, la Liga fue ganando terreno y cerrando espacios, mientras que Puntarenas fue cediendo toda su iniciativa con el paso de los minutos.

Ojo, no fue que Alajuelense hiciera un juego deslumbrante o arrollara al Puerto, pero sí tuvo la contundencia necesaria para manejar el partido sin sobresaltos.

En el segundo tiempo, el tanto al 58’ de José Guillermo Ortiz solo vino a reafirmar ese dominio que tenían los erizos del compromiso y la poca iniciativa de la visita.

PUBLICIDAD

Porque ni aún con Venegas en la cancha el Puerto pudo levantar cabeza en el Morera Soto, ni mucho menos hacer respetar la racha que arrastraban, no ante la urgencia de un club que se niega a claudicar.

  • Comparta este artículo
Deportes

La racha porteña tampoco pudo con la urgencia eriza

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

Ver comentarios
Regresar a la nota