Deportes

Blanquiazules luchan por meterse en zona de clasificación

La picardía de Rándall Brenes revivió al Cartaginés justo a tiempo

Actualizado el 04 de octubre de 2015 a las 06:37 pm

Brumosos perdían al 45’, pero el Chiqui cambió todo con dos asistencias y un gol

Deportes

La picardía de Rándall Brenes revivió al Cartaginés justo a tiempo

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

This picture loads on non-supporting browsers.
Fabrizzio Ronchetti intenta crear peligro en la portería limonense. El delantero anotó el primer gol de Cartaginés. (Marcela Bertozzi)

Cartaginés arrancó el partido a las 5 p. m, pese a que su rival, Limón, sí llegó a tiempo y empezó a jugar a las 4, hora a la que estaba pactado el juego.

Lo anterior no es un error, sino el reflejo de un juego en el que los brumosos regalaron la primera parte y lucieron aletargados, pero lograron despertar a tiempo, gracias a la picardía de su líder y capitán Rándall Brenes, para sacar la victoria 3 a 1.

Silbados en la etapa inicial, borrados por completo por los caribeños y con la sensación de haber podido salir goleados, de no ser por la misericordia de los visitantes, así terminó el conjunto de la Vieja Metrópoli los primeros 45 minutos.

Los limonenses se adueñaron del balón, maniataron a los brumosos con dos líneas de cuatro que impidieron la circulación de pelota de los locales en zona media y llegaron al gol con el tanto del goleador Erick Scott al 22’.

La bofetada de Limón no hizo reaccionar a un Cartaginés hundido en el letargo, a tal punto que la Tromba contó con múltiples opciones para abombar las redes e irse cómoda al descanso, pero los fallos en definición y las apariciones del portero Luis Torres le dieron vida a los centenarios.

En el entretiempo el timonel César Méndez despertó a sus dirigidos, ajustó las deficiencias tácticas y prohibió el pelotazo.

Sin embargo, el principal cambio en Cartaginés fue la actitud del Chiqui, quien hizo salir de la modorra a sus compañeros, levantó la mano y lideró la remontada para un conjunto brumoso al que le bastó el complemento para sacar los tres puntos.

Brenes dejó de cara al gol a Fabrizio Ronchetti al 48’ y el charrúa no perdonó. Rándall no estaba satisfecho con el empate y al 65’ le puso un pase como con la mano a Alejandro Aguilar. Y como si fuera poco, el propio Chiqui puso la cereza en el pastel al 94' de penal.

Cartaginés salió del letargo y despertó justo a tiempo ante Limón, gracias a la picardía y el liderazgo de su capitán.

  • Comparta este artículo
Deportes

La picardía de Rándall Brenes revivió al Cartaginés justo a tiempo

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

Cristian Brenes

cristian.brenes@nacion.com

Periodista de Deportes

Periodista en la sección de Deportes de La Nación. Bachiller en Periodismo en la Universidad Internacional de las Américas. Escribe sobre el Cartaginés.

Ver comentarios
Regresar a la nota