Deportes

Carmelita a semifinal del Torneo de Copa

Esta vez, el pequeño y pícaro sorprendió al rival poderoso

Actualizado el 22 de julio de 2013 a las 12:00 am

Carmelita se enchufó en el juego y derrotó a Alajuelense, en teoría, el favorito para pasar

La Liga no fue capaz de superar el bloque defensivo inteligente que planteó Carmelita

Deportes

Esta vez, el pequeño y pícaro sorprendió al rival poderoso

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

This picture loads on non-supporting browsers.
Imagen sin titulo - GN

Grecia. De nada sirve la estrategia sin el rigor táctico. Poco agrega el plan de juego en un pizarrón, si la instrucción del libreto no trasciende ni al fervor ni al músculo.

Así lo entendió Carmelita; así lo sufrió Alajuelense. Por eso, una vez más, el peleador pequeño y pícaro sorprendió al rival más pintado.

Contra la lógica, el cartel y la vieja teoría de los favoritos, Carmelita pasó a semifinales del Torneo de Copa al vencer a Alajuelense con un 2 a 1 que no admite apelaciones.

La victoria verdolaga se sumó al empate a un gol entre estos equipos en el primer partido de la serie y definió así el derbi provincial.

La noticia que teníamos de Mario Camacho es que se había retirado. Ayer demostró lo contrario. El ariete de Carmelita (23) volvió a bregar con  su famosa chispa de gol. Kenner Gutiérrez (4) salta con él.   | MEYLIN AGUILERA
ampliar
La noticia que teníamos de Mario Camacho es que se había retirado. Ayer demostró lo contrario. El ariete de Carmelita (23) volvió a bregar con su famosa chispa de gol. Kenner Gutiérrez (4) salta con él. | MEYLIN AGUILERA

Tarde de sol, llovizna y matices sobre el paisaje, el verdor y la suavidad extrema del terreno de juego.

Los hombres de Guilherme Farinha jugaron un partido inteligente. En primer término, maniataron a Liga Deportiva Alajuelense con un bloque defensivo que supo aplicar dispositivos de hierro escalonados y lejanos de su portería.

De esta manera, Farinha ubicó a sus piezas represivas entre el medio campo y la presión de media luna. Le cortó los circuitos del toma y dame al adversario y activó a la vez la dinámica del desdoble y de los acercamientos a la meta de Dexter Lewis, el guardavalla erizo.

Táctica a la red. También, los carmelos sacaron provecho de la picardía de sus principales figuras y sorprendieron con dos fogonazos.

Primero fue la cabeza de Sebastián Matus. Rooney Mora corrió y ganó por el andarivel ofensivo izquierdo. Lanzó un centro de altura que pescó Matus. Su frentazo resultó imposible para Lewis, al 6’.

El contraste tempranero obligó a la Liga, que se fue adelante en busca del empate. Sin embargo, los avances manudos se basaban en incursiones individuales y estériles, en la mayoría de los casos.

Ante el orden planificado y recio de los locales, las imágenes rojineras reiteraban las embestidas de Johan Venegas y de Álvaro Sánchez, y el afanoso pero desorientado correr de Allen Guevara.

No obstante, al 37’, Johan Venegas, el mejor de la Liga, sembró el desconcierto en el área carmela, centró ajustado y Jorge Davis acertó a un metro del arco. Uno a uno.

PUBLICIDAD

Más adelante, cuando no se había jugado ni un minuto del reinicio (46’), en el primer avance de los locales, Bryan Solórzano se filtró entre los gendarmes rojinegros dormidos, lanzó un pase a Mario Camacho y el goleador certificó en los cordeles la chispa de su cartel.

Los brazos levantados de Lewis. El balón en el fondo de la red. Instantáneas de la impotencia.

El diccionario del fútbol define estos lances como “goles de camerino”. A decir verdad, ignoramos si la instrucción de Farinha había ordenado atacar desde el primer pitazo. Lo cierto es que dio resultado.

Transcurría el tiempo. La preocupación de Óscar Ramírez se notaba a distancia. Incluyó a Alonso, Matarrita y Palma. Farinha igual, con Orúe, Alfaro y Macotelo.

Carmelita sigue en la brega y enfrentará a Jacó Rays. Alajuelense quedó en el camino.

Cuando sonó el último silbato, la feligresía rojinegra ya había abandonado las gradas, donde se respiraba una sensación colectiva similar a la incertidumbre.

  • Comparta este artículo
Deportes

Esta vez, el pequeño y pícaro sorprendió al rival poderoso

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

Ver comentarios
Regresar a la nota