Deportes

El orden de Alajuelense frustró la embestida del Herediano

Actualizado el 08 de febrero de 2015 a las 12:00 am

Una joya de gol de Ariel Rodríguez fue suficiente para que la Liga triunfara

Herediano lució sin orden, ni sentido de juego dentro del campo

Deportes

El orden de Alajuelense frustró la embestida del Herediano

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

This picture loads on non-supporting browsers.
Ni Jonathan McDonald alcanzó a desviar el centro de Ariel Rodríguez ni Daniel Cambronero pudo evitar que se convirtiera en gol. Verny Scott observa la jugada. | LUIS NAVARRO

Heredia. Herediano salió envalentonado. Puso una ofensiva rápida e intentó marcar la cancha, pero el orden y la táctica de la Liga fue superior.

Alajuelense demostró tener temple y aplicación para manejar un clásico.

Una joya de Ariel Rodríguez al 39’ significó lo necesario para acabar con seis encuentros sin ganar en tierras florenses y volver al liderato del Verano 2015.

Al 40’ Ariel remató un tiro libre desde sector derecho, la pelota ingresó pegada al palo izquierdo de Daniel Cambronero y ahí se acabó el partido.

Florenses y manudos comenzaron acelerados el compromiso. Entradas fuertes y pelotazos como opción para salir jugando, fueron la constante.

En un compromiso cuya principal característica es la propuesta táctica, el orden es primordial.

A los dirigidos por Mauricio Wright todavía les falta definir situaciones claves dentro del juego, como por ejemplo, quién apoya a Elías Aguilar en la creación.

Ni Gabriel Gómez, ni Óscar Esteban Granados cumplieron con las obligaciones del doble mixto, por ende Elías siempre fue presa de Ariel Rodríguez.

El experimento de Wright en ofensiva no rindió frutos. El timonel colocó a Rooney Mora como su 9, lo acompañó con Verny Scott y José Sánchez por los costados; el resultado fueron dos remates indirectos en 45 minutos.

La poca corpulencia de Mora lo puso en desventaja contra Porfirio López y Johnny Acosta; no logró ganar un solo duelo.

Contrario al Team perdido y sin sentido de juego que estaba en la gramilla del Rosabal Cordero, los manudos sí mantuvieron siempre un libreto a seguir.

Óscar Ramírez salió con un 4-4-2 y desde el inicio del cotejo buscó sacar ventaja de la velocidad de Johan Venegas y Rónald Matarrita.

Gracias a la labor de sus dos alas penetró, sobre todo en la primera parte, por las bandas. Otra clave fue la presión ejercida por José Guillermo Ortiz y Jonathan McDonald sobre la zaga rival.

Al equipo de Ramírez le benefició en zona defensiva la poca exigencia que tuvo.

De hecho, si el Machillo quería ver a Dexter Lewis en un partido de alto calibre, se quedó con las ganas, ya que no tuvo que emplearse a fondo.

La única acción en la que Lewis pasó apuros se dio luego de un error de marca de sus defensores y en la cual él no tenía responsabilidad alguna.

Al 21’ Aguilar cobró un tiro libre, Esteban Granados la pasó de cabeza a Gabriel Gómez, el panameño apenas empujó la pelota con su rodilla derecha y se la desvió a Dexter, pero Kenner Gutiérrez salvó en la línea de gol.

Luego, en el minuto 79 fue Verny Scott el que perdonó, cuando remató de zurda en el área pequeña, pero el balón salió desviado.

Una dosis de colmillo terminó de sellar la victoria eriza.

  • Comparta este artículo
Deportes

El orden de Alajuelense frustró la embestida del Herediano

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

Ver comentarios
Regresar a la nota