Deportes

Historias del Estadio Nacional

Una moneda lanzada al aire frenó el destino a la Tricolor

Actualizado el 13 de febrero de 2011 a las 12:00 am

Con la serie igualada, la ruta a la Olimpiada México 68 se decidió en un curioso sorteo

En el antiguo coloso de La Sabana se dio triste episodio para el futbol costarricense

Deportes

Una moneda lanzada al aire frenó el destino a la Tricolor

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

La esperanza del futbol tico de clasificarse por primera vez a una Olimpiada se vio truncada hace 43 años, en la eliminatoria regional hacia la cita de México 1968.

Tristemente, la Tricolor se vio descalificada por el lanzamiento de una moneda. Un ingrato bautizo dentro del olimpismo, en el viejo Estadio Nacional de San José.

La ruta comenzó entre octubre y diciembre de 1967, después de dejar a Haití en el camino con un marcador global de 5-4, tras el triunfo tico 3-1 en casa y el revés 2-3 de visita.

Con la base del Saprissa, el seleccionador designado Mario Catato Cordero sustituyó a Rodolfo Ulloa y enfrentó la segunda ronda del Preolímpico frente a Guatemala.

Esta etapa tuvo lugar entre mayo y junio de 1968. Costa Rica la empezó mal al perder 0-1 frente a los chapines, con un gol de Rolando Valdés en el estadio Mateo Flores.

Y siguió mal en la siguiente semana, cuando debieron jugarse 120 minutos, en los cuales la Sele lució desordenada e individualista en el coliseo deportivo de La Sabana.

Costa Rica ganó 2-1 en el trámite de los 90 minutos y luego igualó 1-1 en los tiempos extras, para un marcador global de 3-3 en estos juegos.

Pero, como en dicha época no existía ni el gol de oro ni las definiciones de penales, el árbitro mexicano Abel Aguilar desempató al recurrir al lanzamiento de una moneda panameña (cinco centésimos de balboa), en presencia de los capitanes de ambas selecciones, el tico Juan José Gámez y el chapín Jorge Grillo Roldán.

“La primera vez que se lanzó la moneda cayó de canto, porque la detuvo una hojita del zacate. Se hubiera caído bien, gana Costa Rica, porque cayó del lado que había pedido Gámez”, recordó el periodista Javier Rojas.

“Se volvió a lanzar. Gámez cambió y escogió el otro lado. Cayó escudo y ganó Guatemala. Grillo Roldán pegó brincos de felicidad y Gámez se agarró la cabeza. La ilusión de clasificar a una Olimpiada se frustró por una moneda”, lamentó.

Este curioso relato se reseña brevemente en la revista sobre el Estadio Nacional, Historias de sol y sombra (1924-2011), que el 2 de febrero distribuyó el diario La Nación, dirigida solo a suscriptores.

PUBLICIDAD

Una ampliación del contenido de esta publicación comenzó la semana pasada, el 6 de febrero, y seguirá hasta el 20 de marzo –seis días antes de inaugurarse el nuevo Estadio Nacional–, con diversas crónicas del coliseo que aparecerán en las páginas de este periódico. Próxima semana: las inolvidables visitas del Santos de Pelé y el Real Madrid.

  • Comparta este artículo
Deportes

Una moneda lanzada al aire frenó el destino a la Tricolor

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

Ver comentarios
Regresar a la nota