Deportes

Buen juego en el Lito Pérez

El monarca asestó un golpe de autoridad en Puntarenas

Actualizado el 04 de marzo de 2013 a las 12:00 am

Los cambios erizos del segundo tiempo recobraron la jerarquía y depararon la victoria

Encomiable entrega del Puerto, pero al final le faltaron pulmones y claridad en las ideas

Deportes

El monarca asestó un golpe de autoridad en Puntarenas

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

Puntarenas. En un duelo de alternativas y relativo equilibrio en el primer tiempo, la balanza se decantó en el segundo y Alajuelense dio un golpe de autoridad en el Puerto.

Con un 4 a 2 de cifra y lápida, el campeón nacional le torció el brazo a Puntarenas en el cierre del segundo capítulo, gracias a la agudeza del estratega Manuel Keosseián.

También pesaron la falta de fuelle y pulmón que los hombres piel naranja acusaron en el epílogo, sometidos a la presión de un oponente que atinó a transportar el balón con criterio y supo aplicar cohesión y jerarquía en el segundo lapso.

Olfato en la red. Al minuto 10, Álvaro Sánchez tomó la pelota sobre la raya lateral derecha. Avanzó con esta en sus pies, evidenciando habilidad para hacerla correr y visión de juego a la vez. Logró centrar casi desde el banderín. La bala blanca surcó el área y, de súbito, saltó la liebre. Jerry Palacios, olfato y red.

La reacción porteña no se hizo esperar. Las piezas de Victorino Quesada apostaron al toque de Johan Venegas, quien por momentos ligaba con Diego Brenes y sembraba inquietud en la zaga rival.

Johan, el mejor del Puerto, persiguió un balón de altura que salió de su portería. No le perdió la vista. Lo ubicó. Lo bajó a tierra. Mareó a su celador, Kenner Gutiérrez, y venció a Patrick Pemberton.

Tras el empate, los porteños “se la creyeron”. El trazo insinuante de Diego Brenes y la fluidez de Frank Zamora, con el invaluable aporte de Roberto Segura por el costado izquierdo, comenzaron a gestar resultados concretos.

Brenes envió una pelota al área. Palma rechazó débilmente y Roberto Segura despidió un zurdazo imposible para Pemberton.

Cartas de Manolo. Justo en el reinicio, Allen Guevara ((Alonso) y Jean Carlo Solórzano (Calvo) emergieron del banquillo al césped.

De suplentes a estelares, las cartas de Manolo empezaron a brillar desde el primer minuto (46’), cuando Solórzano sirvió un pase magistral a Jerry Palacios que este desaprovechó tras un tropezón.

Luego, Sánchez cobró un tiro de esquina. La pelota pegó en una mano de Palacios, el juez dejó seguir la acción, la zaga local se durmió y Elías Palma logró el 2 a 2 parcial.

PUBLICIDAD

Al 54’, Allen arrancó con un sprint fantástico. Pase al vacío. Solórzano despistó las marcas, centró y Álvaro Sánchez, que había oficiado de peón y artífice, transmutó en artillero. 2 a 3, casi sentencia.

Al 71’, Jean Carlo centró desde la izquierda. Veloz e incisivo, Guevara se escurrió entre el hierro adversario y colocó el 2 a 4 final.

Sentencia y lápida. Ayer, el monarca dio un golpe de autoridad.

  • Comparta este artículo
Deportes

El monarca asestó un golpe de autoridad en Puntarenas

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

Ver comentarios
Regresar a la nota