Deportes

La inversión del sudor dio lo justo para Puntarenas y Saprissa

Actualizado el 09 de septiembre de 2013 a las 12:00 am

Deportes

La inversión del sudor dio lo justo para Puntarenas y Saprissa

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

This picture loads on non-supporting browsers.
Diego Estrada prepara el toque; Henry Espinoza (28) alista la herramienta. Anular a Estrada y a Russell fue consigna y letra indeleble en el libreto de Puntarenas. El 0 a 0 es justo. | LUIS NAVARRO

Puntarenas. “Vamos a atacar desde el mismo arranque. Tratemos de sorprender. ¡Hay que anotar en los primeros 15 minutos!”

Es fácil suponerlo...

En tales o en similares términos se habría dirigido Rónald González a sus pupilos en la charla previa, justo antes de que las piezas blancas del Deportivo Saprissa pisaran con determinación la gramilla ardiente de un reducto donde no sopla el viento.

Y, a decir verdad, así lo hicieron. Lo intentaron, al menos. Solo que los morados no contaron con la reacción fantástica y espectacular de Víctor Bolívar en el trance crucial del minuto siete.

Con clase y buen cálculo, Diego Estrada cobró un tiro libre. En la zona de metralla, tierra adentro de la media luna, se levantó Mynor Escoe. Su trallazo de cabeza lo repelió Bolívar. ¡Increíble!

¡Tenía que ser gol!

Pero no fue. Entonces, Saprissa lo intentó de nuevo. Mas, el palpitar del cronómetro y la tenaz resistencia de los gladiadores del Puerto comenzaron a pesar.

En consecuencia, el oxígeno pasó a ser un valor escaso en los pulmones de los visitantes.

Anular los trazos de Manfred Russell y el talento innegable de Diego Estrada fue más que letra y consigna en el guion de Rónald Chaves, técnico de Puntarenas.

A la vez, los del Puerto pretendían imponer su ley con fundamento en el despliegue de Yashin Bosques, en función de lo que pudieran urdir Daniel Colindres y su tocayo Quirós, en la línea delantera.

Las dimensiones reducidas del campo porteño y el intenso calor que los 22 hombres soportaron en la fragua del mediodía atentaron contra el espectáculo.

Sin embargo, hay que reconocer que hubo voluntad y esfuerzo, por lo que el enfrentamiento registró escenas de emoción y vértigo.

Como aquella del 53’. Rafael Núñez conectó de cabeza y conjuró Donny Grant. ¡Soberbio! O el obús que reventó David Guzmán en el codo superior de mano izquierda.

En la etapa complementaria, la pelea se concentró en el mediocampo. Si bien es cierto que Puntarenas consiguió aislar los circuitos de enlace y de proyección entre Estrada y Russell, también es verdad que una defensa escalonada y recia maniató las incursiones de Bosques, Colindres y Quirós.

PUBLICIDAD

De la idea al hecho, a veces hay mucho trecho. Los protagonistas lo acortaron con entrega absoluta, a pesar de las carencias.

Al final, la inversión del sudor dio lo justo para cada equipo; uno que progresa; el otro, invicto.

Puntarenas 0

Titulares: Víctor Bolívar 8; Darío Delgado 6, Raymond Fernández 6, Roberto Wong 6, Rafael Núñez 7, Henry Espinoza 6, Bryan Sánchez 6, Yasin Bosques 7, Jaime Valderramos 6, Daniel Colindres 6, Daniel Quirós 6. D. T.: Rónald Chaves.

Cambios: Cristian Blanco -- (Wong, 81’); Johan Hernández -- (Quirós, 83’).

Saprissa 0

Titulares: Donny Grant 7; Jordan Smith 6, Michael Barquero 6, Alexander Robinson 6, Kendal Waston 6, Manfred Russell 7, David Guzmán 7, Luis Diego Cordero 6, Mynor Escoe 6, Diego Estrada 6, Ariel Rodríguez 6. D. T.: Rónald González.

Cambios: Juan Bustos 7 (Estrada, 55’); Josué Martínez -- (Rodríguez, 75’); Juan Diego Madrigal -- (Escoe, 82’).

Goles: 0-0. Árbitro: Jefry Solís 6; Carlos Fernández, Javier Rojas. Estadio: Lito Pérez. Puntarenas. 11 a. m.

  • Comparta este artículo
Deportes

La inversión del sudor dio lo justo para Puntarenas y Saprissa

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

Ver comentarios
Regresar a la nota