Deportes

Un infortunio que llegó en el peor momento

Actualizado el 07 de mayo de 2012 a las 12:00 am

Deportes

Un infortunio que llegó en el peor momento

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

San Isidro de El General Uno de los goles que doblegaron a Pérez Zeledón cayó impulsado por uno de los propios guerreros .

La mala suerte ocasionó que el zaguero local Keilor Soto empujara hacia el arco la pelota, en una llegada de Víctor Mambo Núñez.

“Es algo que podría pasar en cualquier partido”, coincidieron en comentar los sureños sobre esta acción, que marcaría el inicio del fracaso del cuadro azul y blanco.

Así lo explicó el propio Soto: “Esto es el futbol, a cualquiera le pasa. Fue una jugada muy rápida y no la vi, me pegó en la cara y lastimosamente me tocó a mí, pero ahora solo queda levantarse y seguir luchando”. El zaguero acabó como uno de los mejores anotadores del certamen, con siete goles.

Soto igual se siente contento con el trabajo que realizaron durante todo el torneo, más allá de que faltara la cereza del pastel.

“Estoy satisfecho con lo que hicimos, aunque por otro lado sabía que el equipo daba para más. Pero repito, lastimosamente, así es el futbol”, insistió.

Su compañero Kenneth García también le restó importancia al asunto, pues es consciente de que los autogoles se pueden presentar en cualquier momento.

“Es algo circunstancial, que se da en cualquier partido, es un error la verdad”, comentó el volante. Luego añadió con sinceridad, para terminar de exculpar a Soto: “Creo que tampoco tuvimos la reacción para ir a buscar el marcador y Heredia nos liquidó”.

Roberto Wong también dio la cara por el capitán Soto. “A como le tocó a Keilor, le pudo tocar a cualquiera de nosotros. Son circunstancias del futbol, que lamentablemente en este caso se convirtió en anotación”, afirmó el defensa, en medio de la desilusión de los sureños.

  • Comparta este artículo
Deportes

Un infortunio que llegó en el peor momento

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

Ver comentarios
Regresar a la nota