Deportes

Pocos pelean el título en el país

Los equipos grandes se mueven en una órbita muy lejana de los pequeños

Actualizado el 11 de enero de 2014 a las 12:00 am

Dirigentes de clubes analizaron las enormes diferencias dentro del fútbol costarricense

La afición, el plantel, las instalaciones, la administración y la historia fueron citadas

Deportes

Los equipos grandes se mueven en una órbita muy lejana de los pequeños

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

Todos saben que en el fútbol de Costa Rica hay cuatro aspirantes al título, nada más: Alajuelense, Saprissa, Herediano y Cartaginés.

Y quizás eso es ser muy benevolente con uno de ellos.

Los demás equipos, cuando llegaron a instancias definitivas, lo hicieron más por causalidades que por romper la hegemonía y meterse en el bloque de los “tradicionales”. No se hiere a nadie al decirlo.

Es que las diferencias son muchas. Grandes también. Lo reconoce cualquiera, sin importar a qué “grupo” pertenezca.

Dirigentes de diversos equipos de la máxima categoría enumeraron esas diferencias previo al Torneo de Verano 2014 que hoy empieza y que probablemente tendrá el mismo desarrollo de siempre.

La afición (fue el denominador común de todos los entrevistados), la profundidad del plantel, las facilidades deportivas, la solidez administrativa, la tenencia de una liga menor estructurada, la zona geográfica, la historia, son algunas de las variables citadas.

Todo eso cuenta para crear un equipo que pelee siempre, un equipo que antes del debut ya sea considerado candidato, un equipo que no dude en afirmar que es favorito.

También se citó el capital económico; empero, este es solo el resultado de la suma de las anteriores.

Voces y razones. “Para los clubes grandes es un compromiso, por no decirle obligación, clasificar a las instancias finales. Para los demás no lo es. Los jugadores que tenemos y las condiciones que les damos. Todo eso tiene que generar algo extra”, expuso el gerente deportivo herediano, Jafet Soto.

Intentaron romper la hegemonía
ampliar
Intentaron romper la hegemonía (WILLIAM SÁNCHEZ Y DAVID GOLDBERG)

“Le voy a poner ejemplos de cada una de esas razones: si Mambo (Víctor Núñez) no está, tenemos a Yendrick (Ruiz), Olman (Vargas), Leandrinho o Minor (Díaz); les damos concentraciones, buenos hoteles, buen departamento médico. Muchos de los otros equipos no tienen nada de eso”, explicó Soto.

Sobre el tema también opinó el presidente de Cartaginés, Daniel Vargas, quien agregó otro punto.

“Las instalaciones son vitales. Yo sé que el Fello Meza no es el estadio más bonito del mundo, pero en comparación con el de Limón o el de Puntarenas, y esto lo digo con respeto, es mucho más cómodo e invita más a la gente a venir y a los jugadores a hacer mejor trabajo”, adujo el jerarca brumoso.

PUBLICIDAD

“Muchos de los equipos llamados pequeños tienen administraciones personalistas. Es decir, solo una persona es la que da el dinero. No tienen un grupo que esté trabajando por la institución y así cuesta demasiado. Más bien yo los admiro. Pero es claro que así no se puede competir”, adujo el presidente de los liguistas, Raúl Pinto.

“Esto es para una respuesta larga, pero el tamaño de la afición es de lo más importante. A partir de ahí surgen diferencias económicas importantes e inicia todo un círculo que hace que las brechas deportivas sean más amplias”, dijo su contraparte morada, Juan Carlos Rojas. Colaboró Gabriel Vargas

  • Comparta este artículo
Deportes

Los equipos grandes se mueven en una órbita muy lejana de los pequeños

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

Ver comentarios
Regresar a la nota