Deportes

Juego terminó a golpes

Con dientes y uñas, Limón le arañó un punto a Belén

Actualizado el 25 de marzo de 2013 a las 12:00 am

Belemitas y caribeños empataron a uno en un juego de pocas emociones

Intenso cierre y el gol sobre la hora provocaron que los ánimos se calentaran

Deportes

Con dientes y uñas, Limón le arañó un punto a Belén

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

Belén Con uñas y dientes, el equipo de Limón le arañó un punto a Belén en su casa, en un juego que finalizó a golpes por el intenso cierre.

Uno a uno fue el marcador final, pero que trae detrás un atípico juego deslucido y que se terminó definiendo sobre la hora (92’), con el empate de los caribeños.

Durante los primeros 75 minutos, el juego fue carente de emociones, pues ambos equipos nunca se encontraron con lo justo para brindar un espectáculo digno.

El futbol, por momentos, quedó de lado, para abrirle paso al roce y al juego brusco; el toque en corto desapareció, dejándole la oportunidad al pelotazo de destrozar la creatividad en conjunto.

Ambos equipos mostraron ganas, pero dejaron al descubierto sus carencias, evidenciadas al no poder hilar más de cuatro pases consecutivos entre cada línea.

Belén, como todo buen local, propuso la iniciativa del ataque en la primera parte.

Claro, a partir del minuto 8 que fue el primer remate a puerta del juego; antes de esto no hubo historia alguna por resaltar.

Los dos equipos comenzaron a tomar un poco más de ritmo, y una vez que se acabó el estudio, llegó el primero de los de casa.

Al minuto 19, Marco Mena desvió un balón dentro del área chica, que venía con estela desde la banda derecha; Roberto Rojas no lo pensó dos veces y con su frente introdujo el primero del partido.

La alegría reinó en la escasa afición belemita, que se podía comparar con los pocos seguidores caribeños, que hicieron el largo viaje para apoyar a su querido Limón.

De ahí en adelante, el juego se tornó como un sedante, que iba durmiendo poco a poco las ilusiones de presenciar un partido vibrante y de vértigo.

Irónicamente, cuando el juego parecía morir, apareció la emoción, el ida y vuelta y todo lo que no llegó en los primeros 80 minutos.

En los últimos 10, Limón se propuso con más seriedad buscar el empate y Belén aumentar la ventaja para así matar a su rival.

Pero llegó, quizás, el aspecto que terminó de inclinar la balanza: la expulsión de Marco Chaves.

PUBLICIDAD

El mediocampista recibió la amarilla por una fuerte falta, pero sus airados reclamos pidieron a gritos la expulsión y se la dieron.

Con esto, Limón puso toda la carne en el asador y cocinó el definitivo empate a uno, al minuto 92 ,con anotación de Kaeem McLean.

Los ánimos se calentaron con el intenso cierre, que finalizó en un zafarrancho en las afueras de los camerinos, tema sobre el cual, al final, ningún jugador se quiso referir y que, por dicha, no pasó a más.

  • Comparta este artículo
Deportes

Con dientes y uñas, Limón le arañó un punto a Belén

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

Ver comentarios
Regresar a la nota