Deportes

Pulso del sábado en Tibás

El clásico va a una Cueva renovada y más segura

Actualizado el 11 de abril de 2014 a las 12:00 am

Un nuevo sistema de seguridad y una fuerte inversión le dan al estadio otra cara

De diciembre a este sábado la dirigencia invirtió alrededor de $400.000 en reducto

Deportes

El clásico va a una Cueva renovada y más segura

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

This picture loads on non-supporting browsers.
Un grupo de trabajadores afinaban los últimos detalles en el Club Morado, la nueva zona VIP del estadio Ricardo Saprissa, que oficialmente abrirá sus puertas mañana en el clásico y para quienes puedan pagarlo. | RAFAEL PACHECO

El clásico nacional volverá mañana al Ricardo Saprissa , un escenario tan tradicional como el duelo mismo pero que esta vez promete adornarse con una cara renovada y un nuevo sistema de seguridad.

Desde aquella última victoria ante el archirrival en Tibás (1-0 con gol de Deyver Vega en diciembre pasado), la dirigencia morada invirtió $400.000 en el reducto, distribuidos la mayoría en mejoras estructurales y en la instalación de cámaras, detectores de metal y lectores de huella dactilar.

El adoquinado del sector oeste, nuevas cabinas de transmisión y la reubicación del área de prensa se estrenaron para el Mundial Femenino, pero las medidas de seguridad y el novedoso “Club Morado” se guardaron para el clásico.

De todo eso, el nuevo palco VIP de la Cueva es quizás el punto más destacado, pues no solo se “robó” la mitad de la inversión sino que le permite a los morados dar otro paso en busca de esa ambiente de primer mundo que la dirigencia quiere darle a su experiencia estadio.

El club, exclusivo para aquellos que puedan pagar los $850 que cuesta su anualidad (o ¢50.000 por partido, en su defecto), ofrecerá facilidades que son comunes en otros estadios de primer nivel: alimentación y bebidas, 12 pantallas de 50 pulgadas o una terraza para observar el partido rodeado de comodidades.

“No hay nada igual en el país ni a nivel centroamericano, queremos traer las mejores prácticas del primer mundo, es un área donde se pueda ver el partido de una forma diferente, un concepto VIP de comodidad y servicio”, aseguró el jerarca morado Juan Carlos Rojas.

El nuevo Palco tiene 350 espacios pero ya 100 están vendidos e incluye todos los juegos de la S como local, incluidos los de Concachampions si se diera la clasificación.

No habrá llenazo. Pese a que el ambiente del clásico es atractivo tanto en lo dirigencial como en lo deportivo, Rojas adelantó que posiblemente la Cueva no estará llena para el choque de mañana a las 8 p. m.

Hasta ayer quedaban 1.500 entradas de gradería sur y 100 palcos, pero para ingresar a ese sector popular los aficionados necesitan estar empadronados en el registro de huella dactilar, una condición que la feligresía no cumplió con la celeridad que la dirigencia esperaba.

“Veo difícil que a este ritmo esa gradería se llene, pero bueno, lo demás sí está vendido y el ambiente es bonito. Los equipos vienen bien y hay un tema de liderato en juego, esperamos unos ¢90 millones de taquilla”, añadió el jerarca.

Anoche la Unafut determinó que el central Henry Bejarano será el encargado de impartir justicia en el duelo y junto a él estarán Osvaldo Luna y Carlos Fernández.

  • Comparta este artículo
Deportes

El clásico va a una Cueva renovada y más segura

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

Ver comentarios
Regresar a la nota