Deportes

El clásico: la única ilusión de un equipo muy golpeado

Actualizado el 16 de febrero de 2013 a las 12:00 am

Deportes

El clásico: la única ilusión de un equipo muy golpeado

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

Aún después de que el Lito Pérez les volviera a restregar esa larguísima historia , el saprissismo se aferró a la ilusión de frenar al líder y llegar al clásico con el pecho hinchado, cargados de razones para pensar en que, ahora sí, su equipo levantaría el vuelo.

Lo mismo pasaba en los pasillos del Ricardo Saprissa, donde nadie habló de Puntarenas para no perder de vista a Cartaginés, el puntero invicto que llegaría a pagar visita a un terreno que desde siempre le había costado mucho.

Por eso la afición acudió al llamado y el país futbolero entero puso sus ojos en Tibás, a pesar de que la sexta jornada ofrecía otros tres aperitivos, incluida la eventual primera victoria del campeón.

La derrota dolió más por eso: el jueves fue un día de pocas palabras en Tibás y toda aquella ilusión se convirtió en una palabra que apenas en la fecha seis ya sonó en Saprissa: crisis.

La dijo Douglas Sequeira, desde hace años la cara más fiel del sentir de un equipo que hace rato aceptó que ya no hay ni excusas ni promesas que alivien el hueco que deja el fracaso en la institución.

El subcapitán, que quema sus últimos cartuchos en un verano que lo verá irse del futbol, volvió a ofrecer las mismas disculpas honestas que lleva cinco torneos diciendo, pero que él también sabe que en muy poco van a ayudar.

Con pesar aceptó lo obvio y se agarró la cabeza recordando la meta de nueve puntos que se hicieron antes de Puntarenas, o la intención de acercarse a un líder que ahora los mira desde muy arriba.

Fue una semana de fracaso, la peor antesala para preparar un clásico que si antes era importante ganar, ahora simplemente es una obligación absoluta.

Cualquier otro resultado no le alcanzaría a Saprissa para limpiarse las heridas, porque a final de cuentas, curarlas solo será posible el día en que la promesa del 30 por fin se convierta en una realidad.

  • Comparta este artículo
Deportes

El clásico: la única ilusión de un equipo muy golpeado

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

Ver comentarios
Regresar a la nota