Deportes

La celebración que escribió un millar de anécdotas

Actualizado el 21 de junio de 2014 a las 11:59 pm

En el trabajo o lejos del país, los ticos festejaron a lo grande el triunfo ante Italia

Deportes

La celebración que escribió un millar de anécdotas

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

Los costarricenses vibraron con el trinfo de la Sele ante Italia, ya sea en el trabajo, como empapado en la Fuente de la Hispanidad, incluso lejos de nuestras fronteras.

Ese cálido viernes de junio contiene una infinidad de anécdotas de un país que llevaba años con las ganas de volver a escribir su nombre entre los mejores equipos del orbe.

En Costa Rica se vive, se come y se respira fútbol y antier San José rindió sus calles ante la algarabía y quedó paralizada. Muchos salieron del trabajo y los que se quedaron estaban al tanto del destino de los 22 seleccionados de Jorge Luis Pinto.

Incluso los choferes de bus y taxistas tenían el volumen del radio a reventar.

CRIS ROBLES PARA LN.
ampliar
CRIS ROBLES PARA LN.

La victoria, tan increíble como inesperada, fijó el rumbo para la mayoría de fanáticos hacia la Fuente de la Hispanidad, hubo algunos muy devotos que se alejaron del bullicio y el festejo para sentarse en las bancas de madera de la Catedral Metropolitana, para anlaizar el hecho y dar las gracias.

La euforia superó las fronteras. Los ticos en Argentina, Inglaterra y Estados Unidos vivieron esos 90 minutos con la piel de gallina, lanzando chotas y coreando el olé y olé en el cierre del compromiso.

Hasta los mismos extranjeros se convirtieron en adeptos de la Sele . Nadie quería ir en contra de la pequeña sorpresa que arrojó la Copa del Mundo de Brasil.

Imagen sin titulo - GN
ampliar
Imagen sin titulo - GN

El viernes Costa Rica vivió una alegría que no se puede explicar con palabras y la mayoría aún trata de asimilar este “segundo verano italiano” (ahora en Brasil).

  • Comparta este artículo
Deportes

La celebración que escribió un millar de anécdotas

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

Ver comentarios
Regresar a la nota