Deportes

Un candado mató la inventiva del Cartaginés

Actualizado el 12 de agosto de 2013 a las 12:00 am

Deportes

Un candado mató la inventiva del Cartaginés

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

Cartago. Un tímido planteamiento de la UCR y las pocas ideas del Cartaginés fueron los ingredientes ayer de un partido feo hasta la saciedad, al punto que rozó la congoja.

¿Qué talvez afectó que la UCR llegara a empatar y eso le complicó el juego a Cartago? Puede ser, pero lo cierto es que el cuadro blanquiazul no puede confiarse a que en todos los partidos tendrá las facilidades que le dio el Isidro Metapán el jueves anterior en El Salvador, por la Concacaf.

Mucha diferencia de un juego a otro. Si ante los cuscatlecos el problema fue la falta de definición, ante la UCR lo que faltó fue creación, por no decir que fútbol.

Si a todo esto le sumamos un árbitro permisivo y despreocupado de bajarle el ritmo al juego con su silbato, nos dará una verdadera bofetada al espectáculo.

El volante de la Universidad de Costa Rica, Brandon Poltronieri, encima al brumoso Pablo Herrera ante la mirada de uno de los líneas del juego. La UCR cerró espacios y aplicó un marcaje fuerte ante Cartaginés.    |  RAFAEL PACHECO
ampliar
El volante de la Universidad de Costa Rica, Brandon Poltronieri, encima al brumoso Pablo Herrera ante la mirada de uno de los líneas del juego. La UCR cerró espacios y aplicó un marcaje fuerte ante Cartaginés. | RAFAEL PACHECO

Golpe a la creación. “Demasiado poco” fue la frase de un molesto aficionado enfundado en su camiseta blanquiazul mientras iba refunfuñando metido en la hilera para abandonar el estadio.

La peculiar frase en términos de la lengua es incorrecta, pero logra describir “a lo tico” el pésimo partido entre académicos y brumosos en el inicio del torneo.

La U llegó al Fello Meza con un plantamiento timorato, con cinco jugadores metidos atrás y con la misión de cerrar todos los caminos a la ofensiva cartaginesa.

El candado celeste le puso freno a la inventiva de los pupilos de Javier Delgado, que ayer quedaron debiendo en ofensiva.

El técnico universitario, José Giacone, llegó por el empate y lo consiguió. Claro, la idea de sacar un punto ante el subcampeón de visita en el regreso a la máxima categoría es, sin duda, un gran negocio.

De ahí se explica su único remate a marco durante todo el juego.

Mérito para Delgado que quiso enderezar el cotejo con la incorporación del uruguayo Paolo Cardozo por Félix Montoya, al darse cuenta quedos contenciones era abuso.

No obstante, el pecado brumoso recayó con la poca emoción que impregnó en el arco rival.

Randall Brenes se perdió entre los volantes de marca universitarios y Terencio de Oliveira otra vez tuvo un día para el olvido.

PUBLICIDAD

De momento la gente parece tenerle paciencia al delantero brasileño, pero ayer ya algunos silbidos lo acompañaron hasta el vestidor cuando fue sustituido.

Sin el carácter ofensivo, un pasivo Cartaginés apenas logró generar las opciones más claras en un remate de larga distancia de Randall Alvarado (69’) y una jugada en sociedad entre Chiqui y el recién ingresado Bryan López, que este último desperdició al 72’.

Esta vez no apareció Pablo Herrera como héroe, que ayer corrió mucho, pero en un espacio reducido, ahí donde no hace daño.

En fin, la poca creatividad brumosa se perdió en el doble cerrojo universitario y así ambos dieron con un 0 a 0 más cerrado y aburrido que cualquier otro.

  • Comparta este artículo
Deportes

Un candado mató la inventiva del Cartaginés

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

Ver comentarios
Regresar a la nota