Deportes

La ausencia de pólvora es la debilidad de los caribeños

Actualizado el 09 de abril de 2013 a las 12:00 am

Deportes

La ausencia de pólvora es la debilidad de los caribeños

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

En el presente torneo, Limón se presenta como el equipo menos efectivo frente a las porterías rivales, con solo 13 goles anotados.

Igualmente acumula solo 13 puntos, dos victorias, siete empates y ocho derrotas. Los caribeños son los útimos del Verano.

El rendimiento difiere con el del torneo anterior, en el que se clasificaron en el cuarto lugar, con una cosecha de nueve triunfos y 31 goles anotados.

Aquel tridente del Atlántico que deleitaba con las anotaciones de Mayron George, Delberth Cameron y Henry Cooper, fue una sensación..., pero solo fue de una temporada.

Otro factor determinante en el bajo rendimiento de los caribeños es que, en el presente torneo, no han hecho respetar la localía; en el Juan Gobán solo rescataron 11 puntos. En el Invierno anterior, los limonenses acumularon siete triunfos.

En un principio, Limón mantuvo el equipo base que llegó a las semifinales; solo perdió a su goleador: Henry Cooper. El delantero se marchó al futbol mexicano.

La asusencia de los goles de Cooper parecen pesar en este equipo caribeño, en el torneo anterior el ariete de 1,88 metros aportó 10 tantos.

Por otro lado, hay que rescatar que el conjunto caribeño es el equipo que le da más confianza a los jóvenes Sub-21.

En total, cuenta con diez jugadores que acumulan 2.914 minutos en el presente torneo.

Luis Carlos Artavia, Johay White, Mayron George, James Hudson, Bryan Cordero, Bryan Fonseca, Josep Centeno y Alvin Bennet son los integrantes de esa camada.

A pesar de ocupar el última puesto del presente torneo, en el Caribe no están preocupados: en la junta directiva y el cuerpo técnico la apuesta es a un proceso a largo plazo con los jóvenes de la zona. Colaboraron David Goldberg y German Matamoros.

  • Comparta este artículo
Deportes

La ausencia de pólvora es la debilidad de los caribeños

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

Ver comentarios
Regresar a la nota