Deportes

Cánticos y banderas blindan de optimismo a la ciudad

Vieja Metrópoli vive un delirio previo a la final

Actualizado el 19 de mayo de 2013 a las 12:00 am

Mil aficionados se congregaron en el Fello Meza para darle aliento al Cartaginés para el juego de hoy ante el Team

Deportes

Vieja Metrópoli vive un delirio previo a la final

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

Cartago “Este es Carlos Johnson, fue el que le metió el gol a Saprissa y este de pelo largo es Andrés Flores”, le indicaba Eduardo Cerdas de 60 años a su nieto, del mismo nombre.

El pequeño ondeaba una bandera azul, mientras el señor le recitaba el nombre de todos los jugadores del plantel.

El niño aún no comprende el futbol en su totalidad e ignora que el Cartaginés no gana un título nacional desde hace 73 años.

Sin embargo, el chico asegura sin duda alguna que apoyará al cuadro blanquiazul para siempre..., como lo ha hecho el abuelo.

Los dos ansían ver por primera vez en su vida al Cartaginés quedar campeón.

Como ellos, un millar de aficionados abarrotaron ayer la gradería sombra del estadio Fello Meza para darle un último empujón al equipo antes de la serie final ante el Herediano.

¿Qué harán si Cartaginés queda campeón? Solo esa pregunta le revuelve el estómago a la mayoría.

Los más jóvenes prometen un frenesí en las Ruinas de la ciudad y mantenerlo hasta el amanecer de la semana entrante.

Por otro lado, los más viejos harán la romería desde Heredia. Otros solo se quedan mudos.

Esa es la reacción de una afición sublevada con años bajo el zapato de los equipos “grandes” del país y ahora un título negado por décadas está al alcance de la mano.

El recinto brumoso es el epicentro de una vibra que se adueñó de toda la Vieja Metrópoli.

Emoción. La atmósfera se refleja en las banderas en los tejados, en las camisetas azules que inundan la calle y los cánticos “¡Vive, vive!” ¡ Sí se puede!, que blindan a los cartagineses de optimismo.

Con licencia para soñar, así entre chiste de mercado se desvela la ambición; las uñas blanquiazules de las niñas; el himno del Cartaginés sonando en la parada de los buses de Lumaca...

Sin importar el sexo ni la edad, todo Cartago desea ver una historia con un desenlace diferente.

Quiere ver a un José Villalobos Chan que corte todo; a un Dany Fonseca que juegue con el cuchillo entre los dientes; a un Randall Brenes efectivo frente al arco .

PUBLICIDAD

Sobre todo le piden al espíritu de José Rafael Fello Meza que reencarne en los 11 jugadores que pondrá Javier Delgado hoy a las 5 p. m. ante el Herediano.

Al final, son solo 180 minutos los que separan a los brumosos del título que enterraría 73 años sin Cartaguito campeón.

  • Comparta este artículo
Deportes

Vieja Metrópoli vive un delirio previo a la final

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

Ver comentarios
Regresar a la nota