Deportes

Victoria lechera 2-0

Uruguay paró en seco el sueño de fuga morado

Actualizado el 24 de octubre de 2013 a las 12:00 am

Los coronadeños tuvieron la efectividad que tanta falta le hizo a Saprissa anoche

La S extrañó el aporte de Diego Madrigal y el vaivén de talento de Diego Estrada

Deportes

Uruguay paró en seco el sueño de fuga morado

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

Uruguay frenó en seco el intento de fuga de Saprissa, todavía sentado en la cima del campeonato pero ya no dueño de su defensa.

La segunda derrota morada en el Invierno vino acompañada por las virtudes de un rival que se guardó los complejos del sótano para plantarle cara y que supo capitalizar con sorpresiva efectividad las poquísimas opciones que tuvo.

Los morados, en cambio, naufragaron víctimas de un mediocampo que nunca calentó, presas todos de la ausencia de esa dinámica de la que tanto dependen y de una errática puntería.

Diego Estrada volvió a vivir uno de esos episodios de ausencia, cada vez más frecuentes en un jugador que ya estaba acostumbrando al equipo y a la afición a vivir de su talento y aporte en la media.

También se extrañó la velocidad de Diego Madrigal, la última baja en la maratón de lesiones de la S y que obligó a Rónald González a mover más hilos de los esperados.

Porque el ingreso de Luis Diego Cordero mandó a David Ramírez a llenar el hueco por la izquierda y el delantero volvió a dejar claro que lo suyo es estar en el centro del área, ahí donde Josué Martínez de nuevo brilló por su ausencia.

Tampoco pesó el regreso de Manfred Russell, aunque la verdad ayer es difícil decir quién sí estuvo conectado en el bando tibaseño.

Apuro y efectividad. Uruguay tuvo solo tres llegadas en la primera mitad y una de ellas terminó en gol; Saprissa, claro dominador de toda esa parte, se llenó de amagos de celebración y ningún estallido de júbilo: así fue todo el partido.

 Manfred Russel regresó a la formación titular de Saprissa, pero aportó muy poco a la causa ofensiva. Acá trata de escapar a la marca de Keiner Brown. Atrás Johan Condega. |  CARLOS BORBÓN
ampliar
Manfred Russel regresó a la formación titular de Saprissa, pero aportó muy poco a la causa ofensiva. Acá trata de escapar a la marca de Keiner Brown. Atrás Johan Condega. | CARLOS BORBÓN

Los dirigidos por Carlos Watson supieron capitalizar dos opciones puntuales y luego cuidaron con fiereza esa renta, amparados también en que cualquier descuido propio nunca terminó en lamento.

Un remate de Johan Condega al 19’ fue el primer balón que calentó las manos de Donny Grant, pero su mal rechazo acabó en las manos de Jeikel Medina para el 1-0.

El tanto resultó sorpresivo para un equipo que hasta ahí había cedido toda la iniciativa y que no solo no parecía tener los recursos para aguantar el asedio, sino siquiera para infligir daño.

PUBLICIDAD

La apreciación no podía ser más errónea, ni para la gradería ni para el sorprendido rival.

Uruguay se dio cuenta de que entre la impresión morada también habían facilidades, ahí niveló el pulso y se llevó la ventaja hasta el complemento.

Para cuando el recién ingresado Andrés Montalbán tradujo su primera acción del juego en el segundo tanto lechero, Saprissa ya cargaba con el peso de la urgencia.

Era el minuto 64’ y el golpe de timón metió a Mauricio Castillo y Ariel Rodríguez a la pelea por el milagro, pero para la S ayer no había ni suerte ni mérito.

Los morados presionaron, crearon opciones y fallaron en el cierre, a veces por culpa propia y otras por virtud rival. Sea como sea el desenlace fue el mismo: el sueño de fuga se frenó en Coronado.

  • Comparta este artículo
Deportes

Uruguay paró en seco el sueño de fuga morado

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

Ver comentarios
Regresar a la nota