Deportes

Hondureño anotó el empate al 88’

Uruguay casi se escapa con el botín ante la Liga, pero apareció Palacios

Actualizado el 28 de febrero de 2013 a las 12:00 am

Rojinegros y lecheros igualaron a uno, en partido que fue vibrante hasta el final

Por quinta vez en el torneo, la Liga perdió puntos jugando en el estadio Morera Soto

Deportes

Uruguay casi se escapa con el botín ante la Liga, pero apareció Palacios

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

alajuela. El hondureño Jerry Palacios volvió a ser el héroe manudo , ahora en el empate a uno de anoche frente a Uruguay de Coronado.

En prácticamente el epílogo del partido, le rescató un punto a la Liga con su quinto gol del torneo.

Fue una anotación que por largo rato pareció que no iba a llegar; sin embargo cayó. Le permitió a la afición local celebrar. Por lo menos por un rato, hasta que se acordó de lo que significa perder dos puntos en esta etapa del Verano 2013.

Por eso es que la igualdad le sabe poco a los dos: a los manudos porque necesitaban una victoria para seguir peleando arriba en la tabla de posiciones. A los coronadeños porque estuvieron a solo dos minutos de ganar el encuentro.

Uruguay se llegó a parar muy bien al estadio Morera Soto.

Sin meter el bus, tal y como hacen muchos en casa de los “grandes”, los lecheros controlaron los primeros ataques rojinegros. También los segundos y los terceros.

Lo hicieron con una fórmula muy simple, pero para la que hay que tener los ingredientes precisos para fabricarla: contrarrestaron la ya conocida velocidad de los manudos, con la propia.

Con Luis Pérez, Pablo Herrera y Keylor Villegas que arrancaban por los costados, los coronadeños siempre dejaron anuente la posibilidad del contragolpe. Eso logró que el bloque trasero de los erizos considerara dos veces sumar más hombres al frente como siempre lo hace. La Liga perdió peso ofensivo y Uruguay ganó calma en defensa.

Los manudos pasaron entonces a su segunda oferta del menú: el traslado desde un costado hacia al otro. El esférico fue suyo, pero para llegar a la red tampoco les sirvió.

Los pases errados, la presión en el centro de la visita y la necesidad de los delanteros de tener que salir del área, los dejó con pocas posibilidades reales de anotar. Quizás una por ahí de Palacios y otra de Álvaro Sánchez. Pero nada más.

Con ese transcurrir y con el consecuente 0-0, parecía que Uruguay estaba feliz. Como si lo que pasaba, se ajustaba a sus pretensiones. Ganar siempre debe ser la meta, pero un empate en casa del campeón tampoco era para quejarse.

PUBLICIDAD

No obstante, casi sin quererlo, en una sola jugad, la cancha se les acomodó a los aurinegros a la perfección. Los movimientos con la pelota se hicieron según la pizarra y los traslados sin ella se hicieron de acuerdo a los libros.

Al 40', Villegas observó que la zaga salía y le puso un pase filtrado a un encarrerado Marvin Angulo, quien quedó solo ante Pemberton y definió con tranquilidad.

Avalancha. Sin embargo, faltaban 45 minutos más. Faltaba la respuesta que todos sabían que vendría.

Desde la reanudación, la Liga se fue con todo a rescatar el partido.

Con ese impulso llegó una pelota al palo de Palacios, un par de tapadas de Ricardo González, un gol bien anulado, otro mal anulado y los insultos al árbitro que vinieron adheridos a ambos y otras tantas , de esas que se botan de forma increíble. Todo eso le metió mucho más nervio y emoción al partido.

Empero, el punto cumbre llegaría al 88’, cuando Palacios desvió de cabeza un centro de Guevara desde línea de fondo: el gol del empate.

  • Comparta este artículo
Deportes

Uruguay casi se escapa con el botín ante la Liga, pero apareció Palacios

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

Ver comentarios
Regresar a la nota