Deportes

Torneo de Copa

Saprissa fue tesón y aplomo, a Herediano le falló la creación

Actualizado el 04 de agosto de 2014 a las 12:00 am

Los morados lograron el pase a la final tras kilométrica tanda de penales

Rojiamarillos no supieron sacarle provecho al hombre de más que tuvieron

Deportes

Saprissa fue tesón y aplomo, a Herediano le falló la creación

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

This picture loads on non-supporting browsers.
Kevin Briceño, portero morado, se extiende hacia su izquierda, roza la pelota y la desvía al palo, para que el remate de Ricardo Blanco saliera desviado. Fue su tercera atajada. | MARIO ROJAS

La historia puede escribirse de dos formas, una con un Saprissa que se mete, de nuevo, en la final del Torneo de Copa, o la otra, con un Herediano que no supo aprovecharse de tener un hombre más en el juego.

La segunda llama más la atención, no solo porque los rojiamarillos, con la planilla que tienen, deberían de estar en todas las finales, sino porque es preocupante que contando con superioridad numérica no sepan liquidar al rival.

Pese a que el Torneo de Copa es para apuntalar conjuntos, hay clubes que no se pueden dar el lujo de estar ausente de las grandes citas, y en el país el Team es uno de ellos.

Con refuerzos como Gabriel Gómez, un contención panameño de buenas condiciones, Brunet Hay, delantero también canalero, y Ricardo Blanco, lateral acucioso y fuerte, está muy claro que Herediano debe verse mejor de lo que de mostró ayer en las semifinales.

Aunque comenzaron ganando el partido, tras un tanto de Dave Myrie, los rojiamarillos no tienen, aún, la continuidad física para presionar y extender la ventaja.

La apuesta de César Méndez es interesante, ubicando como lanzador a Elías Aguilar, pero este volante sigue mostrando la falencia de carburar solo por 20 o 25 minutos. Es decir, Herediano cuenta con un buen proveedor pero limitado en tiempo. Al perder los “pases de cuchilla” de Aguilar, Mambo Núñez y Brunet Hay se vuelven inútiles.

Mientras Aguilar se consumió en su cansancio, y su filigrana perdió fuerza, Saprissa, con Juan Bustos y David Guzmán, se apoderó del mediocampo, talvez no con tanto lujo, pero lleno de aplomo y tesón.

El equipo juega como le gusta a Rónald González, simple y directo, muy distante del Herediano que se aferra al “traje de lujo”.

Los campeones nacionales tienen a Diego Estrada como armador, mas ayer fue poco o nada lo que le dio al equipo en la cintura.

Con tal panorama los de Tibás buscaron las bandas, con Arauz y Colindres, e intentaron robarle la espalda a los centrales florenses con Ariel Rodríguez, sacrificado.

Pero ninguno de ellos consiguió el empate, ya que fue el guatemalteco Rafael Morales, de cabeza, el que aprovechó un descuido en el área chica y anotó sin marcador, trasncurría el minuto 33.

Roja y penales. La anotación morada daba tiempo de sobra para ver un juego intenso, promesa que no se cumplió ni en los minutos restantes ni en el segundo tiempo.

Tampoco la roja que recibió Adolfo Machado, defensa panameño morado, fue aliciente para queHerediano se apropiara de la pelota, que al final no fue de nadie.

Así llegaron los tiempos extra y los penales, en los que cuatro intervenciones de Kevin Briceño le dieron a Saprissa su segunda final consecutiva en el Torneo de Copa.

Con tesón y aplomo, la S defendió un juego en desventaja numérica y está en la final.

  • Comparta este artículo
Deportes

Saprissa fue tesón y aplomo, a Herediano le falló la creación

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

Ver comentarios
Regresar a la nota