Deportes

Campeón se vio muy mal en sus últimos dos juegos

Saprissa se quedó sin tiempo para corregir sus defectos

Actualizado el 23 de septiembre de 2014 a las 12:00 am

No aprovechó el receso y ya no tendrá más semanas largas para mejorar fisuras

Calendario apretado: el Monstruo tiene que jugar 18 partidos en nueve semanas

Deportes

Saprissa se quedó sin tiempo para corregir sus defectos

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

Dicen que “el tiempo perdido hasta los santos lo lloran”. Un refrán que Saprissa sufrirá si las fisuras de su juego, sobre todo en la defensa, no empiezan a mejorar pronto.

El Monstruo tuvo 18 días de parón obligado, en parte, por la Copa Centroamericana, y volvió para perder dos juegos en fila evidenciando que los defectos que se le criticaron al inicio del Invierno 2014 no fueron corregidos en ese lapso.

Ahora, simplemente no habrá tiempo para trabajar a fondo.

La postergación de fechas obligará a jugar 18 partidos (17 del torneo local y uno de Concacaf) en solo dos meses y una semana.

Seguramente Saprissa no volverá a gozar de una semana larga en lo que resta de este año. Eso, en el trajín del fútbol, significa jugar un día, sesión regenerativa al día siguiente y solo un entrenamiento completo antes del próximo duelo; práctica en la que por lo general se piensa más en el rival y sus puntos débiles que en mejorar los propios yerros.

Así que quedará poquísimo tiempo para mejorar la recuperación en la media, rearmar la zaga y recobrar la chispa del ataque.

Bien claro lo dejó el capitán, Gabriel Badilla: la mejoría tendrá que darse en vivo, durante los partidos.

Saprissa empezó  perdiendo sus cinco partidos del Torneo de Invierno, en los que  recibió  ocho goles. En la foto, el equipo se reune en la cancha del Fello Meza tras recibir el gol de Carlos Hernández de Cartaginés. .  |  ALONSO TENORIO
ampliar
Saprissa empezó perdiendo sus cinco partidos del Torneo de Invierno, en los que recibió ocho goles. En la foto, el equipo se reune en la cancha del Fello Meza tras recibir el gol de Carlos Hernández de Cartaginés. . | ALONSO TENORIO

“¿Qué hacer? Ahorita no va a haber mucho tiempo de trabajar, pero lo que sí se puede trabajar es la cabeza, la mente, la concentración. Con el talento, la entrega que tengamos, y más en nuestra estadio, sabemos que tenemos lo necesario para revertir esto”, dijo Badilla.

Consuelo en la unión. Para el capitán no está bien señalar ni separar a alguna de las líneas del equipo: “ganamos todos y perdemos todos”.

Así resume el que, en su opinión, es el remedio: la unión.

Los jugadores morados se remiten al exitoso Verano para hallar la certeza de que las cosas mejorarán y volverán a encontrar el nivel con el que cerraron como el equipo de más puntos y menos goles en contra en el semestre pasado.

Ayer, Badilla enfrentó a la prensa junto a su compañero de zaga Alexánder Robinson y el volante Juan Bustos Golobio.

Los tres –como ocurre en cada conferencia ante las preguntas de la prensa– se vieron obligados a repetir que no lamentan la partida de compañeros de peso como Yeltsin Tejeda, Luis Ernesto Michel, Michael Umaña y Kendall Waston.

Fue el mismo discurso del entrenador Rónald González: “no podemos llorar por los que no están”.

  • Comparta este artículo
Deportes

Saprissa se quedó sin tiempo para corregir sus defectos

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

Ver comentarios
Regresar a la nota