Deportes

Saprissa asume ahora la cacería del líder

Actualizado el 17 de octubre de 2013 a las 12:00 am

Deportes

Saprissa asume ahora la cacería del líder

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

En solo una semana, el Deportivo Saprissa pasó de presa a cazador: lejos de ponerse a llorar por la cima perdida, asumieron con hidalguía su nuevo papel.

La victoria de anoche sobre Herediano no solo le permitió a los morados evitar que el nuevo líder del Invierno se escapara irremediablemente, si no que acortaron la ventaja florense.

Los rojiamarillos continúan en la parte alta del torneo, con 32 puntos, pero sin la tranquilidad de tener partidos pendientes y, ahora, con un Saprissa respirándole fuerte en la nuca, a solo un punto atrás.

“Es una buena victoria, pero no podemos cantar victoria, falta mucho por jugar; sin embargo, después de la derrota ante Carmelita, nos asienta muy bien y qué mejor que ganarle al campeón, uno de los mejores equipos hoy por hoy”, reconoció el técnico Rónald González.

El estratega aceptó que el tropiezo del domingo ante los verdolagas les dejó enseñanzas de sobra.

“Hay derrotas que fortalecen y esa nos fortaleció mucho como equipo y nos hizo aterrizar de lo que se había hecho y se dejó de hacer; el invicto no ha sido condicionante para mantener al equipo motivado”, añadió.

Dedicatoria. Anoche, la alegría llegó de la mano de Alexánder Robinson, un capitán que en las últimas fechas parecía haber llegado con el santo de espaldas.

El defensor de Saprissa Kendall Waston (izquierda) le gana la pelota al delantero florense Minor Díaz. La zaga morada lució sólida.  |  CARLOS BORBÓN
ampliar
El defensor de Saprissa Kendall Waston (izquierda) le gana la pelota al delantero florense Minor Díaz. La zaga morada lució sólida. | CARLOS BORBÓN

El autogol contra la Liga y el penal cometido contra los carmelos, prácticamente desaparecieron con ese remate de Ramírez que el “5” morado desvió hacia la red.

“Era una obligación para nosotros ganar, aunque nadie nos daba como vencedores en este partido, la convicción que mostramos nos permitió salir victoriosos”, resaltó el anotador del gol.

Tras el tanto, Robinson corrió a la banca de su equipo y entre todos levantaron una camiseta morada con el número 77, como un homenaje al lesionado Minor Escoe, curiosamente, el máximo anotador en la breve historia del nuevo Estadio Nacional.

“Aquí somos una familia, sabemos que él ahora está en su casa, pasando por un momento difícil y este triunfo, este gol, es para él. Nos pusimos de acuerdo para que el primero que anotara, la mostrara, porque somos consientes de que él está sufriendo”, añadió Robinson.

PUBLICIDAD

El partido de ayer no solo dejó ganancias deportivas para el Saprissa. El presidente morado, Juan Carlos Rojas reconoció que se vendieron cerca de 12.000 boletos, lo que representaría un ingreso superior a los ¢50 millones.

  • Comparta este artículo
Deportes

Saprissa asume ahora la cacería del líder

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

Katherine Chaves R.

katherine.chaves@nacion.com

Periodista de Sucesos

Periodista en la sección de Sucesos y Judiciales. Bachiller en Periodismo en la Universidad San Judas Tadeo.

Ver comentarios
Regresar a la nota