Santos le baja el tono al bache

Últimas noticias


        
        
      Heyreel Saravia disputa el balón ante Daniel Colindres. | LUIS NAVARRO.
Heyreel Saravia disputa el balón ante Daniel Colindres. | LUIS NAVARRO. ampliar

El Santos de Guápiles sumó ayer su segunda derrota del torneo de Verano, a merced de un plantel que no ha sabido cumplir con el posicionamiento táctico que pretende el técnico santista.

El entrenador guapileño, César Eduardo Méndez, no le quiso dar mucha importancia a la necesidad que tiene el equipo de sus jugadores claves como Osvaldo Rodríguez y Juan Diego Madrigal, quienes se encuentran con la Selección Nacional.

“No me interesa hablar del tema, quiero mostrar que los que jugaron tienen la oportunidad para demostrar lo que yo espero de ellos”, explicó Méndez.

Roberto Porras, mediocampista del club, tampoco concuerda con que el equipo esté precisado de los seleccionados.

“No creo que pese la ausencia de los compañeros, porque las opciones (de gol) sí se están creando pero no se han concretado”, aseguró el santista.

Un gol en tres partidos indica que a Santos le hace falta pólvora en su ataque y que no ha encontrado un jugador que cumpla la función de “9” en el plantel.

El neozelandés Maksim Manko no ha logrado demostrar su capacidad ofensiva, por lo que todavía se encuentra bajo la sombra que dejó Cristhian Lagos en el club.

“Le esté costando demasiado lo sintético y el calor, pero lo estamos esperando”, responde el técnico Méndez ante la crítica hacia su jugador extranjero.

Por otra parte, este partido significó el debut del portero Víctor Bolívar con el equipo del Santos, que curiosamente fue ante su exequipo.

“Muy feliz, la verdad, se hizo un buen trabajo a pesar de la buena labor que ejerció el Deportivo Saprissa”, expresó el arquero, quien recibió varias felicitaciones por sus atajadas por parte de la mayoría de sus excompañeros al final del partido en el Ebal Rodríguez.

Rellene los campos para enviar el contenido por coreo electrónico.

Enviar:

Noticia La Nación: Santos le baja el tono al bache