Salida de Machillo rompe estabilidad

Últimas noticias


        
        
      Marco Octavio de Cerqueira dirigió a Alajuelense durante el Torneo de Invierno 2009. Posteriormente tomó el mando Luis Roberto Sibaja. | ARCHIVO
Marco Octavio de Cerqueira dirigió a Alajuelense durante el Torneo de Invierno 2009. Posteriormente tomó el mando Luis Roberto Sibaja. | ARCHIVO ampliar

La inestabilidad en el banquillo de Alajuelense en la última década había encontrado un freno llamado Óscar Ramírez.

Los constantes cambios en la dirección técnica manuda llegaron a su fin con la llegada del Machillo a mediados del 2010.

Curiosamente en ese entonces llegó a sustituir a Luis Roberto Sibaja, quien había tomado el timón al igual que lo hace en este 2013, luego de la salida del brasileño Marco Octavio de Cerqueira.

En los últimos diez años la Liga colocó a 12 estrategas en su banquillo antes de Ramírez.

De todos ellos el que logró permanecer más tiempo en su cargo fue Javier Delgado, quien tomó al equipo erizo en marzo del 2004 y fue despedido en febrero del 2003.

Como técnico el Sheriff dirigió 78 partidos en el campeonato nacional, en los cuáles consiguió 43 triunfos. Además, ganó un título nacional, uno de la Uncaf y otro más de la Concacaf.

Posteriormente, se vino una seguidilla de caras nuevas, en el banquillo alajuelense.

Rolando Villalobos, José Cheche Hernández, Álvaro Solano, Carlos Restrepo, Luis Diego Arnáez y Marcelo Popeye Herrera fueron otros de los que no tuvieron suerte en su paso por el club manudo.

Ahora, con la abrupta renuncia de Óscar Ramírez, una vez más la dirigencia de la Liga sufrió el dolor de cabeza que en la mayoría de ocasiones amerita el nombramiento de un nuevo director técnico.

De nuevo será Luis Roberto Sibaja, quien llega como el apagafuegos pero con la oportunidad de continuar más allá del Torneo de Verano, eso sí, si los resultados lo acompañan en el campeonato que arranca el próximo domingo.

Rellene los campos para enviar el contenido por coreo electrónico.

Enviar:

Noticia La Nación: Salida de Machillo rompe estabilidad