Deportes

Álvaro Saborío: el artillero de los altibajos

Actualizado el 18 de octubre de 2013 a las 12:00 am

Deportes

Álvaro Saborío: el artillero de los altibajos

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

This picture loads on non-supporting browsers.
Saborío celebra el gol que le dio a la Sele la victoria ante México.Damián Arroyo (Damián Arroyo)

Lo de Álvaro Saborío con la Selección es un cuento de nunca acabar, una de esas historias que desde afuera no se comprenden; una leyenda de goles que nunca podrán superar los errores.

Nada, y ya lo demostró con su gol ante México, le quitará al delantero esa sombra que siempre camina a su lado, esa que le recuerda al país entero todo lo que no fue para olvidarse de lo que sí es.

Porque nunca haber sido el goleador de esta eliminatoria estará por encima de aquellos dos penales que falló ante Honduras en la Copa de Oro de 2011, ni nunca ser el mejor goleador en activo de la Tricolor pagará las opciones que dejó ir, como aquella en el repechaje frente a Uruguay, que hubiera significado el boleto hacia Sudáfrica 2010.

Ese es Saborío, un goleador de altibajos, declarado ‘enemigo público’ luego de aquel oscuro 2011 que lo llevó a pensar en el retiro; el mismo que dos años después se colgó la cinta de capitán para levantarle el ánimo a un grupo desalmado.

Hoy, el tercer mejor anotador de la Selección en toda la historia y el segundo en eliminatorias, se prepara para el que podría ser su último Mundial, consciente de que en su leyenda eso podría no sonar tan fuerte como sí todo lo otro, claro en que ahora no le importa, pero que hubo un tiempo atrás en que sí.

El autor del primer y último gol en esta exitosa eliminatoria se enfoca ahora en seguir agrandando su historia allá más al norte, donde su nombre sí es sinónimo de gol, ya luego le tocará volver a su realidad aquí, la del delantero torpe y errático, nunca la del esforzado goleador. Colaboró en esta información el periodista de La Nación Rodrigo Calvo.

  • Comparta este artículo
Deportes

Álvaro Saborío: el artillero de los altibajos

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

Ver comentarios
Regresar a la nota