Deportes

Rol de los padres también es vital para que los futbolistas de Primera División no abandonen los estudios

Actualizado el 19 de julio de 2013 a las 12:00 am

Deportes

Rol de los padres también es vital para que los futbolistas de Primera División no abandonen los estudios

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

Andrés Flores, Marvin Obando y Axel Myers son parte del 99% de los jugadores de la temporada 2012-2013 de Primera que se graduaron de primaria, del 57% que cumplieron con la secundaria y del 41% que persiguen estudios universitarios, de acuerdo con un censo efectuado por La Nación .

Estar dentro de esas cifras denota que los tres saben bien que el resto de su vida no está metida en el fútbol. Está en la publicidad, en la terapia física y en la ingeniería informática, respectivamente, según ellos mismos citaron durante la investigación.

Empero, esa concientización no les llegó de la nada. Toda su vida tuvieron atrás a tres personas que los instruyeron y, con base en la experiencia, no les permitieron salirse de la ruta profesional más aconsejable en estos tiempos.

Esas figuras fueron Róger Flores, Roy Myers y Marvin Obando, todos exmundialistas de Italia 90, todos hombres de fútbol, todos de grandes carreras en el profesionalismo. Son sus padres.

En los últimos días, ellos contaron un poco de los consejos que les dieron a sus hijos durante su niñez y adolescencia y el papel que eso jugó en que ahora estén en la máxima categoría, pero también busquen asegurarse un futuro afuera de las canchas.

“Sé que fue bastante difícil para Andrés. Hay que hacer mucho sacrificio y es agotador por los horarios de clases, los entrenamientos a veces son a doble turno..., pero siempre le dije el que quiere, puede. Él sí quiso”, adujo Flores.

“Yo sé que el fútbol en nuestra familia es importante, pero siempre, al igual que su madre, le inculqué a Marvin que debía completar las dos cosas. Por suerte, él lo entendió demasiado bien. Es que el fútbol es muy bonito, pero después, ¿qué?”, compartió Obando.

“Axel antes estaba en ligas menores de Saprissa, pero le cambiaron los entrenamientos y le chocaban con el colegio. La decisión fue: 'Simplemente no vas al fútbol'. Fue después que salió la oportunidad con Uruguay. Él sabía muy bien que si había que sacrificar algo, era el fútbol”, contó Myers.

  • Comparta este artículo
Deportes

Rol de los padres también es vital para que los futbolistas de Primera División no abandonen los estudios

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

Ver comentarios
Regresar a la nota