Deportes

Pecado de Uruguay recae en la zona ofensiva

Actualizado el 11 de noviembre de 2013 a las 12:00 am

Deportes

Pecado de Uruguay recae en la zona ofensiva

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

Coronado. Sus canas cuentan historias y sus atajadas reviven momentos gloriosos de una larga carrera, por eso, cuando un jugador como Ricardo González habla, hay que escuchar lo.

Alvin Bennett marca al coronadeño Winston Parks. |  ALEXÁNDER CARAVACA
ampliar
Alvin Bennett marca al coronadeño Winston Parks. | ALEXÁNDER CARAVACA

Él observa mejor que nadie la columna vertebral de su equipo, la cual tiene una seria fisura y es de la media cancha para arriba.

Si hay algo que le cuesta a este Uruguay es la transición de defensa a ataque, esa que lo obliga a esperar muy atrás y a tener opciones de gol a cuentagotas.

Eso lo tiene muy claro el Gallo y por eso no le tembló la voz para decir las cosas como son.

“Nosotros enviamos el balón arriba pero no podemos sostenerlo porque no tenemos delanteros y esa es una de las cosas que hemos estado pagando en todo el torneo”, contó González.

Para el experimentado guardameta, sus palabras no son para desmeritar a nadie, sino que con ellas pretende hacer ver a la afición que sin delanteros natos dentro del equipo es muy difícil.

Los lecheros son otro de los conjuntos que han sufrido mucho por el tema de las lesiones, por lo que han tenido que improvisar a varios jugadores en otros puestos durante el Invierno.

“Hemos hecho cualquier cantidad de experimentos para poder solventar eso pero nada, hasta hemos tenido que recurrir a Winston (Parks) y todos sabemos que él ahorita no está en su mejor nivel físico y que obviamente nos puede ayudar muy poco”, añadió.

Según la visión de este veterano del fútbol nacional, la directiva de su club deberá tomar cartas en el asunto para el próximo torneo si quieren alejarse del descenso.

  • Comparta este artículo
Deportes

Pecado de Uruguay recae en la zona ofensiva

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

Ver comentarios
Regresar a la nota