Deportes

Semblanza del seleccionador según testimonios

Paulo César Wanchope, un entrenador exigente y conciliador

Actualizado el 08 de febrero de 2015 a las 12:00 am

En lo táctico, el estratega de la Sele es analítico y gusta de la línea de cuatro defensas; en lo disciplinario, regaña sin hacer escándalos

Deportes

Paulo César Wanchope, un entrenador exigente y conciliador

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

Paulo Wanchope tiene la escuela inglesa como su manual de estilo, pero las reglas no están escritas en piedra. Chope es un timonel conciliador y con una pizca de pasión en sus discursos; lo necesario para motivar.

Al estratega de la Sele le da igual cómo le llamen sus jugadores. De hecho en Herediano, en 2008, le decían Chope. Luego en Uruguay de Coronado sus jugadores le llamaban Paulo.

Sabe regañar, pero con respeto y sin necesidad de hacer un escándalo. Además, mientras el futbolista le rinda dentro del campo, no se meterá en temas personales.

Según cuenta su consejero más cercano fuera de un terreno de juego, su tío Carlos Watson, el carácter no le hará falta a un equipo de Wanchope.

Paulo Wanchope, técnico de la Selección Nacional.
ampliar
Paulo Wanchope, técnico de la Selección Nacional.

“Para un partido contra Canadá, él no podía jugar porque estaba lesionado, pero aún así fue al banco. Terminó el primer tiempo 0 a 0, por lo que Paulo decidió estirar, el técnico era Pinto y él le dijo que quería jugar, a los 15 segundos ya había definido el partido con la rodilla despedazada. Ese deseo de ganar es tremendo y eso él lo traslada a quien dirige”, afirmó Watson.

En temas administrativos, el timonel tricolor no tiene la costumbre de juzgar y prefiere escuchar a todas las partes antes de tomar una decisión.

“Tiene el don de escuchar. Como todo entrenador, él tiene límites, es muy abierto a hablar con el jugador. Sé que en un problema él no tomará una decisión acalorada. Paulo hablará antes con el jugador”, describió Adrián de Lemos, arquero que trabajó con él en Herediano.

Sí usa la pizarra. Contrario a lo que muchos piensan, Wanchope es un estudioso de la estrategia y la táctica. Él tiene un gusto muy marcado por utilizar la línea de cuatro.

Eso sí, Paulo no trabajará solo. Una de sus características es confiar en su grupo de trabajo.

En Uruguay de Coronado, mientras Chope trabajaba con la ofensiva, su asistente Breansse Camacho era el encargado de perfeccionar la defensiva.

“Él exige mucho en los movimientos que se practican. Sí se apoya mucho en los asistentes. El plan táctico lo hacía Paulo, pero con Camacho lo aplicábamos”, dijo Eduardo Gómez, defensor que estuvo en Uruguay.

También tiene una obsesión por la perfección táctica. “Él graba entrenamientos y de ahí saca errores y los hace ver”, agregó Gómez.

Como lo dicta la escuela inglesa, los equipos se concentran en llegar rápido al marco rival.

“Le gusta pasar de sistemas para sorprender. Le gusta la línea de cuatro o la de cinco atrás. Adelante experimenta mucho, todo con tal de hacer un fútbol muy directo”, explicó Watson.

Para Paulo es esencial que le cumplan funciones tácticas .

“En Coronado él se enojaba porque al jugador tico le cuesta entrar en la seriedad del trabajo”, finalizó Gómez.

  • Comparta este artículo
Deportes

Paulo César Wanchope, un entrenador exigente y conciliador

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

Ver comentarios
Regresar a la nota