Deportes

Cartaginés no disputa un título hace 17 años

El Mercado brumoso vive desde ya la final del Cartaginés

Actualizado el 14 de mayo de 2013 a las 12:00 am

Camisetas de azul y blanco fueron la tónica en tan pintoresco escenario

Desde Chamber a Caca ‘e gato, allí conviven los aficionados más fieles

Deportes

El Mercado brumoso vive desde ya la final del Cartaginés

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

Cartago. Extasiados, un poco incrédulos, con resaca y agotados por la fiesta de la noche anterior; así amanecieron ayer los aficionados cartagineses tras el pase a la final del futbol que esperaron 17 años.

Fueron muchas horas de fiesta, pero el lunes temprano la ciudad parecía vivir la normalidad, con calma y trabajo.

Alguno que otro vehículo con banderas blanquiazules aparecía por las calles y lograba sacar un esporádico y aislado “¡vive, vive...!” de algún seguidor del Cartaginés.

Justo en el centro de la ciudad existe un lugar tan auténtico como colorido y donde muchos proclaman que verdaderamente se “palpita el corazón brumoso”.

Ese sitio es el Mercado Central, donde suelen estar los aficionados más fieles al equipo y quienes han vivido años duros con la alargada sequía de títulos.

Ahí la mañana de ayer era distinta. Bastó con caminar un poco por los pasillos para comprobar que el principal tema de conversación era el partido del domingo, incluida la chota picante sobre el infortunio saprissista.

Personajes. Es un día de euforia contenida en el Mercado Central, día de compras para señoras, pero con repaso de la jornada entre amigos mientras disfrutaban de una empanada pasada de calorías.

“¿Quieren cartagos? Hablen con Chamber”, nos dice un hombre que lleva el uniforme blanquiazul.

Por cierto, algunos de los que ayer vestían la camiseta del club confesaron que vestían la misma prenda usada el domingo.

Chamber (la intención del apodo era Chanfle, pero el boca a boca lo mutó así), de nombre Alejandro Zúñiga, es el cabecilla de los brumosos dentro del Mercado.

Con él al mando se arma el jolgorio. Es capaz de juntar a las figuras más emblemáticas de la plaza.

Así llegan al lugar doña Irma Linton, mamá del exjugador Heriberto Quirós; doña Claudia Aguilar, con 95 años de edad y 85 de ellos trabajando en el Mercado, única entre los presentes que celebró el último título brumoso, en 1940.

También llamó a Límber Piedra, quien afirma orgulloso ser el primer aficionado que saltó la malla al final del partido del domingo ante el Deportivo Saprissa (0-0).

De repente, entre la curiosa barra atraída por los destellos del flash de la cámara fotográfica, aparece Caca ‘e gato, prominente aficionado brumoso.

PUBLICIDAD

Él ya fue protagonista de reportajes de revista, salió en la “tele”, según dicen sus allegados, y de quien un falso anuncio de muerte fue un boom en redes sociales.

Caca ‘e gato es sin duda el alma de la fiesta brumosa. Su sola presencia en los alrededores del Mercado genera un alboroto con chiflidos, chistes, aplausos y el tradicional: “¡Vive, vive, Cartago vive!”.

Así es el ambiente en el Mercado brumoso a pocos días de afrontar otra final del futbol, tras la derrota ante la Liga hace 17 años .

  • Comparta este artículo
Deportes

El Mercado brumoso vive desde ya la final del Cartaginés

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

Ver comentarios
Regresar a la nota