Madrigal deja una huella universitaria

Últimas noticias


      
      
    Madrigal (izquierda) disputa un balón aéreo con Luke Devere.  | AP
Madrigal (izquierda) disputa un balón aéreo con Luke Devere. | AP ampliar

Diego Madrigal se convirtió en el primer futbolista del equipo de la Universidad de Costa Rica que anota en un Mundial.

El volante celeste dejó huella en Puerto Said con un gol de agradable factura ante Australia. Aunque es zurdo, le quedó una pelota a la derecha y supo qué hacer: buscar un ángulo imposible para el arquero Dean Bouzanis.

Madrigal tiene tiene 20 años y se incorporó a las fuerzas básicas de la Universidad hace tres temporadas. El entrenador Johnny Chaves empezó a soltarle la cuerda desde el torneo pasado.

“Lo vimos en el Alto Rendimiento y nos dimos cuenta de que tenía las condiciones. Puede jugar por la banda izquierda o como delantero; tiene carácter y recursos para resolver en el uno contra uno”, comentó ayer Chaves.

En el primer partido del Mundial, contra Brasil, entró de cambio al minuto 46, cuando ya los suramericanos llevaban tres goles y tenían el juego sentenciado.

Ante Australia, el entrenador Ronald González decidió ponerlo desde el inicio. El volante no defraudó y junto a David Guzmán se convirtió en una de las principales cartas de la Selección tica.

“Contra Brasil mostró mucha entrega, en un partido tan difícil. En el segundo partido enseñó que tiene condiciones”, dijo Chaves.

El atacante universitario es hijo de Eliécer Madrigal Delgado, un volante que jugó con Puriscal en Segunda División en los años 80.

Heredó similares características en su futbol, según recordó Carlos Araya, integrante de aquella generación y actual dirigente del equipo puriscaleño que milita en la liga de balompié aficionado .

Futuro. Algunos equipos de la Primera División costarricense andan preguntando por el hábil jugador desde hace algún tiempo, según detalló el entrenador universitario.

El Mundial también es una gran vitrina, y termina convirtiéndose en una convención de “cazatalentos”. Por el momento, Madrigal tiene contrato con el equipo celeste por una temporada más (hasta mediados del año próximo).

Johnny Chaves está consciente de que para un conjunto de limitada billetera, como la UCR, será difícil retenerlo. “Nos gustaría que cuando se vaya sea porque le apareció una buena oportunidad, que no se precipite, que primero crezca y se consolide en el futbol”.

A fin de cuentas, también para eso existe el Campeonato Mundial Juvenil: para darle escaparate al semillero del deporte rey.

Rellene los campos para enviar el contenido por coreo electrónico.

Enviar:

Noticia La Nación: Madrigal deja una huella universitaria