Deportes

Ante Saprissa tendrá poco margen de maniobra

La Liga llegará al clásico al borde del abismo

Actualizado el 11 de abril de 2013 a las 12:00 am

Así de fácil: si pierde el clásico, quedará a merced de los resultados de otros

Los manudos tienen tres años de no perder en Tibás, pero eso no garantiza nada

Deportes

La Liga llegará al clásico al borde del abismo

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

                         Juan Diego Monge intenta un remate entre los defensores manudos Elías Palma (izq.) y Jorge Gatgens, anoche en el Estadio Municipal de San Isidro de El General. | ALEXÁNDER OTÁROLA
ampliar
Juan Diego Monge intenta un remate entre los defensores manudos Elías Palma (izq.) y Jorge Gatgens, anoche en el Estadio Municipal de San Isidro de El General. | ALEXÁNDER OTÁROLA

San Isidro de El General. El honor nunca deja de importar. Jamás en un clásico. Pero este domingo la Liga y Saprissa jugarán por algo más importante: la supervivencia en el Verano.

El honor y la gran rivalidad de estos dos equipos queda en un segundo plano, porque ahora se ven las caras en la lucha directa por un boleto a las semifinales.

“Es un clásico y son tres puntos, de ganar igualamos al Saprissa (...). El clásico hay que ganarlo, de cualquier manera”. Lo dijo el entrenador manudo, Manuel Keosseian.

Si bien Pérez Zeledón no se echó la clasificación a la bolsa anoche, sí se acomodó muy bien: seis puntos arriba de la Liga.

Cartaginés, con 34 puntos, es dueño de otro boleto y Herediano jugará contra Pérez Zeledón y Saprissa para definir su destino.

Eso quiere decir que la mejor esperanza del Alajuelense (con 25 puntos) para poder pelear por revalidar su título en la segunda fase del certamen, es sacar a la S (28 puntos) de la zona de clasificación.

Otra complicación es que la goleada de anoche se trajo abajo la diferencia de goles de los erizos, quienes ahora solo tienen un positivo de +4, en comparación a un +6 de Saprissa o un +10 de Pérez Zeledón.

Así de fácil: si la Liga pierde el domingo quedará a merced de otros resultados para poder clasificarse y mejor debería comenzar a planificar el Torneo de Invierno.

Máxime que después del domingo Alajuelense ya no jugará contra los equipos que están peleando por la clasificación.

La victoria tampoco le garantiza todo a los morados, pero les dejaría un colchón de seis puntos contra su archirrival y la posibilidad de definir su propio futuro sin depender de nadie más.

Dominio en la Cueva. Hay que remontarse a marzo del 2010 para recordar la última vez que Saprissa fue rey de su predio y le ganó el clásico a la Liga en Tibás.

Desde aquel triunfo morado por la mínima, los manudos han ganado dos veces y sacado tres empates de sus visitas al más odiado rival.

Esa pequeña supremacía rojinegra en la Cueva da algo de tranquilidad a una generación manuda que se ha acostumbrado a jugar con mayor tranquilidad de visita que en el propio Morera Soto.

PUBLICIDAD

En el camino fue que la Liga ganó el Invierno 2012, pues en la segunda fase fue incapaz de ganar en su casa y el título llegó gracias a victorias en el Estadio Nacional, sobre Limón, y en el Estadio Rosabal Cordero, sobre Herediano en la final.

Esto es historia y estadística, algo que no jugará el domingo pero que al menos da la paz a la parcialidad manuda de saber que no es imposible rescatar la temporada fuera de casa.

Tampoco es que estas rachas no tengan final. Después de todo la Liga también tenía tres años de no perder en Pérez Zeledón.

  • Comparta este artículo
Deportes

La Liga llegará al clásico al borde del abismo

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

Ver comentarios
Regresar a la nota