Deportes

Manudos van con todo en la ronda final

La Liga entró en etapa de sacarse  una espina

Actualizado el 02 de diciembre de 2012 a las 12:00 am

Erizos dijeron todo el torneo que no salir campeones les dio un golpe durísimo al ego

Ahora, tras ser líderes de la fase regular, llegaron a semifinales como gran candidato

Deportes

La Liga entró en etapa de sacarse  una espina

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

Todo el semestre hubo una espina clavada en el cuerpo de los rojinegros. Una sensación incómoda de esas que no dejan dormir en paz y no dejan comer con satisfacción.

Sin embargo, ese “qué hubiera pasado si la Liga clasificaba a las semifinales en el Verano 2012” será siempre una incógnita.

Quizás el buen ritmo con el que terminaron el torneo los habría hecho caminar hasta el cetro.

Tal vez se iban goleados en el primer partido de la serie haciendo recordar la desastrosa vuelta inicial que los puso a correr en el cierre.

Todos los erizos –jugadores, cuerpo técnico, dirigentes y seguro hasta afición– votan por lo primero. Lo mantienen hasta el día de hoy.

Por eso es que la Liga jugó desde el primer partido del semestre con una deuda. También con muchas ganas de pagarla.

La durísima pretemporada a la que se sometieron fue el indicador inicial de la necesidad de revancha que tenían los rojinegros.

La intensa e incansable búsqueda por el liderato de la fase regular fue la segunda señal.

Mientras, el atiempado repunte de los últimos compromisos se mete como un tercer símbolo.

Hoy, por todas esas razones son favoritos al título del Invierno 2012. Son candidatos a recuperar lo que dejaron en el camino por exceso de confianza, mala planificación o simplemente bajo rendimiento.

“Todos nos ven como favoritos. Nosotros asumimos esa responsabilidad y vamos a demostrarlo”, expresó el defensor manudo Johnny Acosta hace unos días.

“Nosotros aquí trabajamos para buscar campeonatos; el grupo está muy metido en eso. Quiere volver al campeonato”, apuntó el técnico Óscar Machillo Ramírez.

“Desde que llegué, sabía que el equipo va solo por el título porque la Liga se acostumbró a estar arriba. Para eso hemos luchado durante todo el torneo” , manifestó el mediocampista Álvaro Sánchez.

Lo ganado. El reciente tricampeonato manudo le dio a Alajuelense no solo una forma de reconciliarse con la afición.

Con los tres trofeos, los manudos retomaron credibilidad, tanto hacia afuera como a lo interno.

Es decir, en el apercibimiento de sus rivales y en lo que está obligado a cumplirse como institución.

PUBLICIDAD

Además, les gustó ganar. La sensación se volvió un vicio.

Por eso el golpe al acrecentado ego de los erizo, al ni siquiera clasificarse a la ronda final del certamen pasado, fue enorme.

De ahí esa incómoda espina de la cual los rojinegros ansían liberarse. Finalmente, tendrán la gran oportunidad de hacerlo.

  • Comparta este artículo
Deportes

La Liga entró en etapa de sacarse  una espina

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

Ver comentarios
Regresar a la nota