Deportes

Marca a presión

Kenneth Dixon: ‘De no ser por César E. Méndez, hoy estaría en una bananera’

Actualizado el 24 de abril de 2015 a las 12:00 am

Kenneth Dixon

El atacante guapileño tiene en la mano una posibilidad de impulsar su incipiente carrera al confirmarse en Santos que jugará para Alajuelense la próxima temporada

Deportes

Kenneth Dixon: ‘De no ser por César E. Méndez, hoy estaría en una bananera’

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

This picture loads on non-supporting browsers.
El atacante guapileño tiene en la mano una posibilidad de impulsar su incipiente carrera al confirmarse en Santos que jugará para Alajuelense la próxima temporada JOSÉ CORDERO

Sé que ya no desea mencionar nombres de equipos. ¿Cuál fue su impresión al recibir el contacto de dos equipos grandes del país?

Una mezcla de emoción y shock . Es un sueño de niño, creo que todo futbolista tiene la meta de poder jugar en algún momento en un equipo grande. Fue un momento que no podía creer, estoy convencido de que vienen cosas importantes para mí y mi familia.

¿A qué edad se inició en el fútbol?

Fue a los 10 años en Cariari, donde aún vivo. Luego participé en los Juegos Nacionales del 2011 y después de ahí, el entrenador Jimmy (Núñez) me llevó al Santos para conversar con el técnico Marvin Solano, y él fue quien me brindó la primera oportunidad de jugar en la Primera División.

¿Cuáles son sus principales objetivos en el corto y el mediano plazo?

Primero, mantener la entrega que tengo hasta el momento con el equipo. Al Santos le debo mucho y la mejor manera de pagarles es dándolo todo en las semifinales y soñando con una final y un posible campeonato. Y ayudar a mi familia para salir adelante, ser un apoyo para mi mamá, que lo ha dado todo para que seamos buenas personas.

El salto hacia un equipo grande del país es inminente. ¿Cuál fue la reacción de la familia al saber que tiene en las manos una oportunidad para mejorar?

Una alegría inmensa, mi madre lo es todo para mí. Ella es la responsable de lo que soy yo, mi papá nos abandonó cuando yo tenía como seis o siete años. Ella trabaja en la soda de una escuela, aquí en Cariari, y así nos ha criado. Es una gran oportunidad.

¿Es cierto que la necesidad casi lo aleja de las canchas?

Sí, cuando llegué al Santos lo que recibía de dinero rondaba los ¢30.000 o ¢50.000, algunas veces los recibía y otras no. Cuando se da la salida de Marvin Solano, decido irme. Pero llegó César Eduardo Méndez y me ayudó con solicitar un poco más de dinero y pude continuar. De no ser por él, posiblemente hoy estuviera en una bananera o una piñera trabajando. Yo abandoné los estudios cuando estaba en sexto grado para colaborar en la casa; ahora, en unos meses, retomaré las clases.

El presidente Rafael Arias dice que intentó sostenerlo con un mejor salario. ¿Todavía no gana lo que perciben los más experimentados en el club?

No, mi salario es menor.

¿Dónde se ve en el fútbol en unos años?

Creciendo y aprendiendo en el nuevo club, lograr una profesión y, más cercano, espero seguir en la Selección Preolímpica.

  • Comparta este artículo
Deportes

Kenneth Dixon: ‘De no ser por César E. Méndez, hoy estaría en una bananera’

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

Ver comentarios

Noticias Relacionadas

Regresar a la nota