Deportes

Consulta de ‘La Nación’ a cuerpos técnicos de la máxima categoría

Juego aéreo y centros; principales falencias de los jóvenes al llegar a Primera División

Actualizado el 13 de septiembre de 2015 a las 12:00 am

Problema se origina porque en liga menor no se les enseñan la técnica adecuada

Mayores virtudes de los ascendidos son la conducción del balón y el pase corto

Deportes

Juego aéreo y centros; principales falencias de los jóvenes al llegar a Primera División

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

La mayoría de juveniles llega a la división de honor del fútbol tico con graves deficiencias en el juego aéreo y en la técnica para lanzar centros efectivos al área.

La Nación les consultó a los cuerpos técnicos de la Primera cuáles son las falencias y las virtudes que arrastran los jóvenes desde sus divisiones inferiores.

Un 70% de los estrategas consultados dijo que las promesas exhiben falencias en el cabeceo, en el resorteo, o en el timing necesario para llegar a tiempo a efectuar el remate por arriba.

“Hay talento, pero se llega con deficiencias porque muchos entrenadores de liga menor sustituyen la formación por ganar campeonatos. En el país salen muy buenos jugadores, pero no los estamos desarrollando”, expresó el técnico de Santos de Guápiles, Johnny Chaves.

El mismo porcentaje de los entrenadores coincide en que los jóvenes muestran carencias al intentar realizar centros eficaces.

En este fundamento, el problema se origina porque los jugadores no perfilan bien el cuerpo antes de lanzar el pase o porque no levantan la cabeza para observar al atacante que está esperando la asistencia dentro del perímetro.

Los futbolistas ya deberían manejar ambos conceptos antes de ser ascendidos a la Primera.

“Lo que pasa es que a la liga menor no se le da la prioridad que merece. Usted no encuentra en la cantera un equipo con asistente técnico, entonces cuesta que se realice mucho trabajo individual”, manifestó el entrenador de Carmelita, Hugo Robles.

“No cualquiera puede entrenar jóvenes. En el pase de más de 20 metros, uno se da cuenta que el juvenil no se perfila adecuadamente”, agregó el timonel del Cartaginés, Eduardo Méndez.

infografia

Otra dolor de cabeza es adaptarse a la intensidad de juego de la máxima categoría.

A bastantes de los juveniles les cuesta el ritmo de competencia, pues vienen de una dinámica mucho menor en alto rendimiento.

Un 60% de las estrategas consultados han dedicado horas extra para lograr que los juveniles alcancen la dinámica necesaria que exige el fútbol local.

Por otro lado, los timoneles consideran que la conducción de balón y el pase en corto son las mayores virtudes.

El 90% cree que las promesas tienen condiciones para dominar el esférico con propiedad y formar sociedades en la medular.

Este fundamento, en la mayoría de casos, es natural del futbolista, aunque suele trabajarse insistentemente en la liga menor.

También llegan pulidos en la precisión en el pase corto, aunque muchos de los jóvenes tienen problemas para levantar la cabeza al momento de realizarlo.

Pese a ello, los entrevistados coincidieron en que este fundamento es el que mejor dominan al saltar a la Primera.

Chaves recalcó que en las divisiones inferiores es primordial practicar aspectos básicos como salir jugando desde atrás y llevar la pelota de pie a pie.

También es prioritario corregir, pero evitar los gritos y los regaños para que el juvenil no pierda la confianza en su juego.

  • Comparta este artículo
Deportes

Juego aéreo y centros; principales falencias de los jóvenes al llegar a Primera División

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

Ver comentarios
Regresar a la nota