Deportes

Colombiano separado de su cargo

Hernán Torres, extécnico de la Liga, entre la soledad y la polémica

Actualizado el 28 de diciembre de 2015 a las 08:19 pm

Al técnico colombiano se le recordará, más que por sus logros con la Liga, por su fuerte carácter y los enfrentamientos con aficionados y jugadores

Deportes

Hernán Torres, extécnico de la Liga, entre la soledad y la polémica

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

This picture loads on non-supporting browsers.
El técnico colombiano Hernán Torres, tenía entre sus planes volver a la Liga para dirigirla en el Torneo de Verano, pero sus planes se vieron interrumpidos al ser despedido. (Mayela López)

Entre la soledad de su apartamento, altercados con jugadores rivales y expulsiones, así vivió el técnico colombiano Hernán Torres sus seis meses y 16 días al frente de Liga Deportiva Alajuelense.

Torres, quien fue presentado como entrenador del cuadro erizo el pasado 16 de junio, se subió a una montaña rusa de emociones mientras estuvo al frente de los rojinegros, hasta el día lunes, cuando se comunicó con él, a Colombia, el gerente deportivo Fernando Colombo, para anunciarle que estaba fuera de Alajuelense.

Lea: Hernán Torres: 'Haré valer la fuerte cláusula de rescisión'

Un largo invicto de 11 juegos en el campeonato y la obtención de la primera fase del Torneo de Invierno 2015 son los principales éxitos deportivos del cafetero, que en un principio vivió un idilio con la fanaticada eriza, pero sus logros fueron salpicados por enfrentamientos con los árbitros, jugadores y aficionados de los demás equipos.

Apenas al iniciar el torneo, el 9 de setiembre, en el partido ante Pérez Zeledón (1-0), Torres salió, supuestamente, en defensa de su amigo personal, el colombiano Juan Eugenio Jiménez, quien dirigía a los sureños. El extécnico manudo no quiso saludar a los jugadores generaleños y les reprochó: "Ustedes son mala leche, porque echaron al técnico".

Semanas después, en una entrevista a La Nación, dijo: "Uno a veces es emotivo y sí me arrepiento de algo, me arrepiento de lo que pasó con lo de los jugadores de Pérez Zeledón. Quise defender a un compañero mío y me equivoqué, después hablé con él y me explicó que eso nunca había pasado y más me arrepiento por eso. Me dejé llevar por lo de las noticias. Soy un ser humano y me equivoco, me equivoqué".

Lea: Jugadores de Alajuelense no se esperaban el despido de Hernán Torres

Poco después, el 23 de setiembre, durante el Torneo de Copa, le dijo al volante florense Elías Aguilar: “Yo a vos no te saco”, criticando así una decisión del técnico brasileño Odir Jacques, lo que ocasionó molestia entre la dirigencia florense.

El 3 de octubre vio su primera tarjeta roja en el país al discutir con el cuarto árbitro, Andrey Vega, en el juego contra Uruguay en Coronado.

Las cosas no quedaron allí y el 11 de octubre, en el duelo ante Liberia (2-2) en el estadio Edgardo Baltodano, Torres fue captado por la televisión mientras le mostraba el dedo de centro de ambas manos a la afición liberiana, lo cual él negó rotundamente: “Soy temperamental y explosivo, pero en mi vida he hecho esa clase de gestos”, declaró en conferencia de prensa.

Después de conocer las apelaciones, el Comité Disciplinario de la Unafut lo castigó con tres partidos, los cuales tuvo que cumplir.

La última vez que el colombiano vio la cartulina roja fue en el partido final de la primera fase ante Cartaginés (9 de diciembre). El Comité Disciplinario le impuso tres partidos, por supuestamente ser reincidente, aunque la dirigencia de la Liga apeló y solo cumplió un compromiso.

Entre los entrenamientos, las polémicas y los partidos del campeonato, el sentirse solo empezó a hacer mella en el espíritu del colombiano, quien en una entrevista el pasado 13 de diciembre a este diario, aceptó que le hacían falta sus seres queridos. 

"¡Uffff! La soledad es dura. Mi hija estudia y mi familia viene acá por lo menos cada dos meses, pero es muy duro, es muy difícil. Antes llegaba de los entrenamientos y las tenía al lado, llegar y compartir un almuerzo, un cafecito y conversar, ahora no. Como ustedes vieron, ahora me recibe la casa sola y eso golpea cuando usted es muy apegado a su esposa y a su hija, mis dos motores", reconoció.

Sin embargo, estaba lejos de rendirse y su prioridad era Alajuelense, por su mente no pasaba el dejar el club.

"Si no me fui (dijo Torres a La Nación en aquella charla) no me voy a no ser que me despidan. Estoy aquí porque me ofrecieron un proyecto serio y acepté el reto ganando mucho menos de lo que puedo ganar en Colombia. Me tracé una meta y quiero cumplirla. Soy leal y no vivo por la plata”, puntualizó Torres.

No obstante, Hernán Torres no pudo completar su objetivo. La llamada del argentino Colombo,15 días después de afirmar que no renunciaría, terminó con el paso del cafetero, quien pretendía volver a Costa Rica para el Torneo de Verano 2016.

  • Comparta este artículo
Deportes

Hernán Torres, extécnico de la Liga, entre la soledad y la polémica

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

Juan Diego Villarreal

jvillarreal@nacion.com

Periodista de Deportes

Egresado de la Universidad Federada. Entre sus coberturas destacan los Juegos Olímpicos de Atenas 2004, compromisos eliminatorios de la Sele, así como Juegos Panamericanos y Centroamericanos y del Caribe.

Ver comentarios

Noticias Relacionadas

Regresar a la nota