Deportes

Herediano pasó del sueño al ridículo

Actualizado el 09 de abril de 2015 a las 12:00 am

En 31 minutos, el América aplastó a un Team desdibujado y frágil en defensa

Deportes

Herediano pasó del sueño al ridículo

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

Herediano bajó del cielo al infierno de golpe, cayó de forma tan estrepitosa que el sueño de llegar a la final de la Concacaf acabó hecho trizas.

Los florenses no solo fueron incapaces de sostener una invaluable ventaja de tres goles, sino que exhibieron una imagen de equipo endeble, capaz de firmar una noche desastrosa en un majestuoso escenario.

Para hacer el recuento de los daños, basta con fijarse en los primeros 31 minutos de juego, ese tiempo invirtió el América en propinarle una golpiza al cuadro nacional: 5-0.

Los heredianos cometieron el grueso error de saltar al césped con la guardia abajo ante un oponente sediento de venganza.

El Team salió al campo como si tuviera la necesidad de marcarle un gol a las Águilas cuando la realidad era que los mexicanos tenían toda la urgencia de encimar a Daniel Cambronero.

Fue así como por lanzarse al ataque, los florenses destaparon su parte baja y recibieron una severa lección.

Es cierto, cuando llegó al área azteca, el cuadro nacional lo hizo con peligro, pero se quedó corto ya que su contrincante le respondió con la furia necesaria para sacudirle los mecates.

El desglose de equivocaciones empezó desde que el técnico Mauricio Wright reservó a Elías Aguilar en el banquillo.

No disponer de un hombre que sostuviera la pelota y desesperara al rival les facilitó el juego a los americanistas, letales en el contragolpe y fulminantes al pisar el área rojiamarilla.

¡Aquella del minuto 1! Herediano tuvo la gran oportunidad de escribir una historia distinta desde el primer minuto, cuando Cristhian Lagos no atinó al dispararle al meta Hugo González.

Y como en el fútbol perdonar es sinónimo de perder, muy pronto los azulcremas se convirtieron en una aplanadora.

Al 3’ Darwin Quintero firmó el 1-0 con el arco a disposición, luego Darío Benedetto se vistió de francotirador y convirtió cuatro goles en los minutos 7, 18, 24 y 31.

Desdibujado en el campo, partido en defensa, sin presión de los volantes y con una pieza menos por la drástica expulsión de Edder Nelson, para el Team fue como si la mole gris del estadio Azteca le cayera encima.

El resto del duelo fue un mero trámite, los americanistas dosificaron sus esfuerzos sin perder de vista a Cambronero. Hasta les alcanzó para un sexto gol, obra de Alejandro Díaz, quien le tiró la última palada a un Herediano que pasó del sueño al ridículo.

  • Comparta este artículo
Deportes

Herediano pasó del sueño al ridículo

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

Ver comentarios
Regresar a la nota