Deportes

Herediano convirtió a Santos en un maniquí

Actualizado el 20 de noviembre de 2016 a las 12:00 am

Florenses iniciaron cuadrangular a lo grande: con una tunda irrefutable

Santistas no fueron ni la sombra de aquel equipo que eliminó al Cartaginés días atrás

Deportes

Herediano convirtió a Santos en un maniquí

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

Si el rival abre las puertas de par en par, no queda otra que entrar con fuerza y arrasar con todo lo que haya adentro. Eso hizo Herediano anoche contra el Santos de Guápiles.

Los rojiamarillos apalearon 5-0 a un cuadro rojiblanco que dio pena en el Rosabal Cordero.

El menos culpable de la pobreza santista fue el campeón nacional, que hizo lo que cualquiera haría en su lugar: anotar la mayor cantidad de goles posible en una cuadrangular en la que cada tanto anotado vale oro.

Del Santos que eliminó a Cartaginés hace ocho días ni la sombra. Aunque quiso respetar el buen trato del balón, de poco le sirvió ya que acabó aplastado.

El partido comenzó lento, pero conforme el Team prendió la aplanadora, nada lo detuvo.

Los florenses dieron una exhibición de pegada en 36 minutos, ya que convirtieron cuatro llegadas en anotaciones.

Los visitantes iniciaron con el balón en sus pies pero su ataque estéril contrastó con la efectividad de un rival que tomó fuerza y lo avasalló por completo.

La fragilidad defensiva de los guapileños quedó expuesta a partir del minuto 13. Óscar Esteban Granados recibió un pase de Víctor Núñez y batió al portero Marco Madrigal.

Hasta ese momento no había noticias del ataque herediano y parecía que sería una noche larga en la casa rojiamarilla.

No obstante, conforme las dianas empezaron a caer, el guion del cotejo fue otro.

Quince minutos después del tanto de Granados, Gerson Torres esquivó con facilidad marcas dentro del área y con un tiro esquineado cargó el 2-0.

Después, Rándall Azofeifa sacó a relucir su tino en los tiros libres y colocó el 3-0, en el 32’ . Y en el 36’, Yendrick Ruiz de cabeza, luego de una acción individual de Torres, estableció el cuarto.

Para redondear la tunda, a tres minutos para que terminara el primer tiempo, Pablo Salazar se elevó dentro del área y martilleó de testa para finiquitar el juego en un solo capítulo.

El boquete en el centro del área santista fue tan evidente que los anfitriones lo aprovecharon al máximo.

Cuando terminó el primer tiempo, la estadística reflejó la frialdad herediana: siete remates directos, cinco goles.

La única interrogante que quedó para el segundo acto era saber cuántas veces más iban a sacudir el marcador los de casa.

Para fortuna de los hombres de Johnny Chaves, la cuenta se quedó en cinco y no llegó a siete como sucedió el pasado 24 de setiembre en la fecha 14.

El juego estaba tan resuelto que Hernán Medford sacó a Azofeifa y a Torres y le dio descanso a Ruiz y minutos a Hansen. En la carrera por el cetro, tener piernas frescas será clave y Medford optó por una movida inteligente a sabiendas de que la próxima cita será el miércoles en Tibás.

  • Comparta este artículo
Deportes

Herediano convirtió a Santos en un maniquí

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

Ver comentarios
Regresar a la nota