Deportes

Torneo de Verano 2017

Herediano vs. Saprissa: dos rivales como el agua y el aceite

Actualizado el 16 de mayo de 2017 a las 04:18 pm

Técnicos diferentes, dirigencias de posturas desiguales, planillas con puntos altos y bajos... como el agua y el aceite, Herediano y Saprissa bregarán por el título. El puntapié inicial está fijado para las 8:15 p. m.

Deportes

Herediano vs. Saprissa: dos rivales como el agua y el aceite

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

This picture loads on non-supporting browsers.
Herediano y Saprissa abrirán la final en el Rosabal Cordero este miércoles 17 de mayo.

Redacción

Casi en forma simultánea, el domingo pasado, Hernán Medford y Carlos Watson valoraban lo que está por comenzar: la pelea por la corona del Verano.

"Les agradezco a mis jugadores por ponerme en una final más", dijo el técnico rojiamarillo, con la ilusión marcada en el rostro ya que sus hombres lo metieron en andas a la batalla por el título.

En Tibás, el timonel saprissista apelaba a un discurso de orgullo más que de ilusión: "Hemos luchado contra muchas adversidades... vamos a levantarnos", dijo a modo de arenga, aún con la amargura de la inesperada derrota frente a Santos.

Carlos Watson habla de la final ante Herediano (Cristian Brenes )

El Rosabal Cordero reunirá este miércoles a dos contrincantes con formas muy distintas de entender y tratar el fútbol. Dos equipos que cuando están frente a frente dejan ver las ganas que se tienen y hasta sobrepasan el límite del reglamento.

Herediano y Saprissa son como el agua y el aceite, quizás por eso el arquero Danny Carvajal pidió un acuerdo de paz previo a la serie que disputarán.

"Esto es fútbol y se pueden dar roces, pero debemos dedicarnos a jugar y no a hacer el espectáculo que se vio después del último partido en Tibás", mencionó el guardameta, aún con el recuerdo intacto de los golpes sin balón que se dieron unos contra otros aquella noche en la Cueva.

El primer asalto de la final cita a dos entrenadores de carácter fuerte que dejan salir su enojo de forma muy distinta: el florense explota como un volcán, quizás por ello ha pasado siete de los 28 juegos del Verano fuera del banquillo; el saprissista no lanza humo pero sacude la mesa, especialmente cuando percibe una pregunta incómoda de algún periodista.

A diferencia de Medford, a Watson una decisión arbitral no lo saca de las casillas, opta por morderse la lengua, aunque no siempre lo hace, como en diciembre pasado, cuando fue sancionado con ¢400.000 por llamar hipócrita a la Unafut.

Si los técnicos son distintos, en las gerencias deportivas ocurre igual. Al Team lo lidera Jafet Soto, genio y figura, capaz de generar controversia con solo ponerle una grabadora al frente.

Él descabeza a quien sea: llámese árbitro, presidente, dirigente, pide sanciones, mueve el mercado, anuncia futbolistas para sacar roncha en la piel de su rival inmediato... ¡Y si debe sentarse en el banquillo a dar órdenes, lo hace!

En la acera tibaseña, su homólogo se deja ver poco, habitualmente aparece cuando presenta a equis jugador y pocas veces se mete en el juego que Soto domina al dedillo.

Chope mandó un discurso diferente. "Siento mucho orgullo de estar en Saprissa, un club de mucha tradición e historia y ganando campeonatos. Soy un ganador, me gusta competir y ahora estoy acá dándolo todo y poniendo la experiencia al servicio de este club", dijo.

Ya en el campo, las diferencias también son notorias. Herediano se convirtió en un cuadro demoledor, que no se resguarda si debe aniquilar a un rival: suma 52 goles en 28 juegos, 11 más que una S que no suele darse por muerta antes de tiempo.

En el ADN del campeón viene incluida la Saprihora, el 44% de los tantos marcados por los saprissistas en el certamen cayeron del minuto 75 en adelante. Herediano lo vivió hace ocho días cuando un gol de Daniel Colindres apagó las luces del Rosabal.

Precisamente para la serie decisiva, Colindres, en cuyos hombros ha recaído el peso ofensivo saprissista, estará de vuelta, como también lo hará Julio Cascante, intermitente por culpa de las expulsiones y tarjetas amarillas en el cierre del torneo.

El zaguero es parte de un muro que mostró grandes fisuras en la cuadrangular. Saprissa recibió, en promedio, dos goles por juego en la cuadrangular y ahora se enfrenta a un plantel que se encomienda a la voracidad de Jairo Arrieta y a la sangre fría de Rándall Azofeifa en la pelota quieta. Entre ellos han sacudo 22 veces los mecates rivales.

"Será una final dura pero tenemos la capacidad y las herramientas necesarias para sacar esto. Es una serie que debe jugarse al máximo", advirtió Azofeifa.

Aunque otrora fueron determinantes, el pulso por subir al trono no se enfoca sobre el talento de quienes usan el dorsal 10.

Saprissa ha sobrevolado en la temporada con un motor a media combustión. Marvin Angulo solo tiene cinco goles en el semestre, seis menos que los que encumbraron a su club en el Invierno 2016.

Mientras que el Team se acostumbró, extrañamente, en este curso a no disponer de Elías Aguilar por culpa de lesiones y recientemente por castigos.

Aguilar se ha perdido 10 de los 28 cotejos del Herediano, pero los números no reflejan una notoria dependencia del mediocampista.

Con él en la cancha, los rojiamarillos alcanzaron un rendimiento del 57%; sin él, la cifra de productividad crece al 63%.

Técnicos diferentes, dirigencias de posturas desiguales, planillas con puntos altos y bajos...como el agua y el aceite, Herediano y Saprissa bregarán por el título. El puntapié inicial está fijado para las 8:15 p. m.

  • Comparta este artículo
Deportes

Herediano vs. Saprissa: dos rivales como el agua y el aceite

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

Ver comentarios
Regresar a la nota