Deportes

A Farinha pocos lo entienden, pero sus jugadores, sí

Actualizado el 30 de noviembre de 2015 a las 05:11 pm

Aunque a veces cuesta entender con claridad sus palabras, los jugadores dicen comprender a la perfección su método de trabajo. El portugués logró la primera victoria de la UCR en la casa manuda en toda su historia

El experimentado entrenador afirma que su personalidad extrovertida es un gancho para convencer a sus futbolistas: "Sé que cuando hablo rápido mi español no es tan claro, pero le digo que el lenguaje del fútbol es el entrenamiento con balón, y no es necesario hablar tanto"

Deportes

A Farinha pocos lo entienden, pero sus jugadores, sí

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

This picture loads on non-supporting browsers.
La UCR de Farinha le propinó una goleada ayer a la Liga en su propia casa. (Mayela López)

Redacción

Frente al micrófono y las cámaras Farinha es difícil de entender; su 'portuñol' (mezcla de español y portugués) obliga a afinar el oído para captar alguna frase que se puede titular en los diarios, pero en su trinchera, el campo de juego, no hay quien dude de sus palabras.

En la cancha, Farinha rompe la barrera del idioma. El pasado domingo, su club la UCR derrotó por primera vez en la historia a Alajuelense en su patio, 3 por 1.

No solo le ganó: goleó y distribuyó los tiempos del partido para convertir en suplicio el juego del líder.

La ejecución de la idea de juego fue tan clara que la Liga no reaccionó en 45 minutos.

Farinha mandó a sus pupilos a presionar arriba la salida de la retaguardia manuda, justo como no lo había hecho en todo el torneo.

Sí, sorprendió a Hernán Torres, que inesperadamente vio como su equipo perdió tres balones atrás; uno de ellos finalizó en la red.

"El profe es un zorro viejo. Trabajó la presión alta y un bloque marcado atrás y sorprendió a la Liga con un gol tempranero. Él nos dijo: 'vamos a robar máximo tres balones pero uno de esos va a ser gol", explicó el capitán académico José Vargas.

El libreto fue tan simple como eficaz pues en un tiempo consolidó el marcador y en el otro se resguardó atrás en busca de un contragolpe.

Los futbolistas universitarios aseguran entender a su entrenador a la perfección.

"El 95% de sus palabras se entienden y lo que no se entiende en palabras lo hace muy expresivo", recalcó Vargas.

Un criterio similar tiene el defensor Rándall Alvarado, a quien introdujo en el centro de la zaga luego de un largo periodo como contención en Cartaginés.

"Se le entiende bien. Obviamente hay palabras que se entienden más que todo por lógica. Al principio costó un poco pero luego es fácil comprender lo que él quiere", agregó.

"Cuando hablo rápido mi español no es tan claro, pero le digo que el lenguaje del fútbol es el entrenamiento con balón", Farinha

El repunte de los académicos en el certamen está vinculado directamente con la llegada de Farinha.

El equipo escaló hasta el puesto siete luego de tomarlo en el oscuro sótano.

Frente a la Liga, su especialidad, cambió la fórmula habitual para sorprender a su exequipo.

Debido al desorden en el calendario de la Unafut, tuvo tres semanas para planear el partido.

Ya de por sí, los jugadores califican a Farinha como un técnico sumamente detallista.

Le gusta desarrollar todos los ejercicios con balón, y repasarlos durante la charla técnica previa a los partidos.

Vargas recuerda una ocasión en la que detuvo el colectivo de la práctica luego de que realizó un mal pase. Se le acercó, le explicó cuál era la forma correcta de asistir a su compañero, cuáles eran las opciones de pase más acertadas y por qué no debía perder la pelota en esa zona.

Este ejemplo identifica bien el método del portugués, a quien también le gusta crear un vínculo con sus jugadores, más allá de línea de cal.

Siempre está pendiente de la situación familiar y sentimental de sus futbolistas.

Desde que empieza a trabajar con un camerino deja claras las reglas: es directo con el futbolista, pero siempre basado en el respeto.

"Pasa hablando con nosotros. Él quiere que el jugador viva el fútbol tan intensamente como él", añadió el volante Jonathan Sibaja.

Ayer le salió redonda, y contra la Liga, casi siempre le sale, pese a que dice planificar todos los partidos con el mismo compromiso.

"Le garantizo que no hay nada especial, preparo todos los partidos igual", aseguró el técnico.

Guillerme Farinha: 'Hay un factor sicológico de los jugadores de la Liga cuando me enfrentan'

¿Cómo valora los buenos resultados que alcanza ante Alajuelense?

Es verdad que me ha ido bien. Le digo que nosotros (cuerpo técnico) planificamos durante la semana los juegos en busca de lo que queremos, y casi siempre el día del partido planifico y ejecuto todo en plena charla. Ahí se hace la recapitulación de lo que se trabajó en la teoría durante la semana. Pasó con la Liga, con Saprissa, con Herediano, con todos. Le garantizo que no hay nada especial. Preparamos todos los partidos igual, con el mismo respeto y rigor. Ahora, las cosas me han salido bien con la Liga, creo que talvez hay algún factor sicológico de los jugadores de la Liga cuando me enfrentan pues yo conozco a los futbolistas y al equipo. Creo que es un factor sicólogico o de coincidencia.

Sus jugadores dicen que el secreto de la victoria ante la Liga estuvo en la presión alta. ¿Cómo analiza esto?

Mis futbolistas hablan con la verdad. En los entrenamientos y en la charla hablamos de esto. Nosotros montamos la estrategia de un inicio en busca de un pressing alto hacia el sector defensivo de la Liga. En todo el torneo, nosotros nunca hicimos presión alta y este fue un factor sorpresa al que le sacamos provecho. Nos dio resultado porque ganamos 1 a 0 a los tres minutos. Luego volvimos a la estrategia habitual, a retrasar la línea y a jugar al contraataque.

¿Cómo ha hecho para mantenerse vigente durante tantos años?

Que yo lograra dirigir por muchos años en tres continentes distintos, se debe a que siempre el trabajo de calidad tiene sus frutos. Independientemente de la edad que tenga, hay que estar actualizado. Eso yo lo hago todos los días. Después viene el trabajo de campo, la disciplina y la sonrisa que siempre hay que tener cuando se va a a trabajar. La alegría de hacer lo que más me gusta.

Los futbolistas de la U dicen que si no le entienden por el idioma, lo hacen por sus gestos.

(Risas) Es verdad que en algunas ocasiones yo pienso muy rápido y entonces hablo rápido. Yo sé que cuando hablo rápido mi español no es tan claro, pero le digo que el lenguaje del fútbol es el entrenamiento con balón, y no es necesario hablar tanto. Es necesario explicar de la forma correcta el contenido y el objetivo del entrenamiento. En la forma de comunicarme con mis jugadores ellos entienden perfectamente mi personalidad extrovertida.

¿Qué es más difícil, dirigir a la Liga, o a la UCR o Carmelita?

Con toda franqueza, la responsabilidad de entrenar a la Liga y Heredia es la misma que tengo al dirigir a Carmelita y la UCR, porque aunque sean situaciones muy diferentes, hago mi trabajo de forma profesional. Mi función es siempre ganar. Soy un ganador nato. Quizás es más complicado trabajar en la Liga y Heredia porque uno llega al estadio y se encuentra fácilmente 12 mil personas. En los clubes grandes es obligación ganar.

¿Cuál es el mejor jugador tico que ha dirigido?

Sería muy ingrato decirle eso. Cuando se entrena a Wílmer López, a Luis Diego Arnáez, a Mauricio Solís, a Steven Bryce, a Carlos Castro, a Harold Wallace, a Álvaro Mesén, a Mauricio Wright, a Jafet Soto, a Leonardo González. Es muy difícil decirlo.

Está de moda su compatriota José Mourinho. ¿Es el mejor técnico del mundo?

José Mourinho no es el mejor entrenador de Portugal. Es un buen entrenador como muchos otros que existen. Para mí hay muchos 'mourinhos'. No quiero quitarle mérito a él porque es un excelente entrenador pero yo quisiera ver entrenar a Mourinho a la UCR. Yo nunca tuve la oportunidad de entrenar a grandes clubes de Europa porque no tuve el marketing. A Mourinho lo representa el mejor empresario del mundo y yo nunca tuve un empresario como él. Son circunstancias de vida. Tuvo toda una estructura detrás de él. Muchos hemos trabajado solos y otros como Mourinho han trabajado con 40 personas delante.

  • Comparta este artículo
Deportes

A Farinha pocos lo entienden, pero sus jugadores, sí

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

Ver comentarios

Noticias Relacionadas

Regresar a la nota