Deportes

Guápiles mereció un mejor botín en su victoria ante Limón

Actualizado el 12 de agosto de 2013 a las 12:00 am

Deportes

Guápiles mereció un mejor botín en su victoria ante Limón

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

Guápiles. Dos goles a cero es un marcador corto, e inclusive, injusto para un Santos de Guápiles que mereció adornar los primeros tres puntos en su casa con una goleada sobre Limón.

Ayer en el estadio Ebal Rodríguez solo hubo un equipo y fue el dueño de casa, que se adueñó del juego, del balón, de las mejores acciones y de todo.

En la primera mitad Santos no solo tocaba a la puerta del marco limonense, ¡la quería despedazar! Y no fue ni con dos o tres opciones, pues los rojiblanco apedrearon el rancho visitante con más de cinco opciones claras de gol.

Román Arrieta, el guardameta limonense, fue el responsable de que su equipo no comenzara cargando desde el inicio del certamen una estrepitosa goleada.

Argenis Fernández realiza un remate a quemaropa frente al buen guardameta limonense, Román Arrieta, quien ayer fue la figura de su equipo al salvarlo de una estrepitosa goleada.  | ALEXANDER OTÁROLA
ampliar
Argenis Fernández realiza un remate a quemaropa frente al buen guardameta limonense, Román Arrieta, quien ayer fue la figura de su equipo al salvarlo de una estrepitosa goleada. | ALEXANDER OTÁROLA

Le detuvo balones casi que a todos los santistas y si no era él, era la mala puntería guapileña que mantenía el cerrojo sin abrir.

A esto hay que sumarle un par de balones que sacó en la línea de gol la defensa visitante.

Pero como dice el dicho, “hasta al mejor mono se le cae el zapote” y el primer tanto santista fue por un error de Arrieta.

Mario Víquez centró un balón rastrero desde la banda izquierda, Argenis Fernández remató de seguido y la pelota se le escurrió de las manos a Arrieta, situación que aprovechó Osvaldo Rodríguez para anotar al 40'.

Limón intentó reaccionar en los previos del complemento con una llegada, se puede decir que la única que tuvo en el cotejo.

Cada vez que los verdiblancos intentaban pasar la frontera de la media cancha, era como si despertaran la furia de los locales, que de inmediato les respondían con un ataque de verdad.

La verticalidad que mostró el conjunto de César Eduardo Méndez era de admirar, ya que en cuestión de tres toques estaba en la cara de su rival, agrediéndolo.

El segundo zarpazo llegó al 57' con un tremendo golazo de tiro libre de Miguel Marín; en ese caso, nada que hacer para Arrieta.

Otro atractivo que tuvo el juego de ayer fue el regreso de Cristhian Lagos a su exequipo, y estuvo a punto de marcar en su “debut”.

PUBLICIDAD

El goleador remató de cabeza y bañó a Arrieta, pero para desgracia suya y de los aficionados santistas, Esteban Maitland le ahogó el grito de gol en la pura línea del marco.

Un Limón ya desgastado se dedicó a evitar la goleada y el Santos, satisfecho con los dos goles, el buen juego y la buena cantidad de oportunidades, también se resignó a que el partido terminaría así, aunque merecieran un mejor botín.

  • Comparta este artículo
Deportes

Guápiles mereció un mejor botín en su victoria ante Limón

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

Ver comentarios
Regresar a la nota