Deportes

A pocas zancadas del adiós

Actualizado el 06 de mayo de 1995 a las 10:55 am

Enrique Díaz se acerca al retiro

"Hay muchas satisfaciones. No me puedo quejar", dice

Deportes

A pocas zancadas del adiós

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

Con voz firme y segura, sin preámbulos, sin que sobre su decisión pesen 17 años en la primera categoría, Enrique Alberto Díaz Harvey dirá adiós al futbol profesional, concluida la presente temporada.

La idea de alejarse del balompié lo acosa desde el inicio de la campaña, porque sostiene que quiere retirarse en un buen momento.

Hasta ahora la regularidad es el escudo de batalla que lo ha acompañado a lo largo de su extensa carrera, calificada por el propio futbolista como exitosa. El 26 de octubre pasado sumó 600 partidos en la Primera División y para celebrarlo anotó un gol de altos quilates.

El hombre que rompe el libreto con sus imprevistas y originales jugadas pronto se ausentará de la nómina morada y el club que hace once años lo vio llegar lo despedirá con la cabeza erguida, como él siempre lo quiso, como siempre lo soñó.

Así lo confesó ayer en las instalaciones del estadio Ricardo Saprissa, a las que pronto volverá solo como un espectador más.

-El adiós de una larga carrera. ?Hay más satisfacción que nostalgia?-!Ah, sí! Hay muchas satisfaciones. No me puedo quejar, gracias a Dios. Ahí están los frutos del sacrificio hecho.

-?Fue una carrera exitosa?-Sí, no puedo pedir más de lo hecho hasta el momento. Estuve en la Selección, que fue lo más grande, porque es un orgullo vestir esa camiseta. Siempre trabajé con una disciplina correcta.

-?Qué le faltó en su trayectoria?-Para mí es una carrera completa, así lo siento.

-?Y lo del Mundial de Italia 90?-Sí, me afectó los primeros 15 días. Yo hice todo el proceso, cuando me di cuenta de que estaba fuera no lo creía. Resultó un golpe duro. El futbol se juega con patadas y a veces a uno lo tratan con patadas. Algunos dirigentes me mal informaron, pero no guardo rencores.

-?Cómo le gustaría que sea el adiós?-Organizado. Que haya una buena despedida. Con las condiciones que merece un baluarte del futbol. Me gustaría que se haga unos siete días después de ganar el Campeonato, cuando la gente todavía esté eufórica.

-Usted tuvo la virtud de poder desenvolverse en varios puestos.-He jugado por toda el ala izquierda: de defensa, volante y extremo. También jugué de cuarto defensa. Esa ha sido una de mis ventajas, facilidades.

PUBLICIDAD

-?Entre el balompié que encontró allá por 1977, época de su debut y el que deja ahora, qué diferencias encuentra?-Veo que en la actualidad hay más preparación. Se hace una pretemporada de 15 ó 20 días muy fuerte, que es la base para tener un buen nivel durante todo el campeonato. Los sistemas de juego han variado mucho.

-Me parece que sus acciones pícaras dentro del campo procuraban mantener una comunicación con el aficionado. ?Es así?-Algunos entrenadores le dicen a uno qué hacer y qué no en la cancha, pero la inspiración, la habilidad, el talento me permitían hacer algo más. Yo me divertía mucho. Me gustaba tener el balón y reír; aunque algunas veces me enojaba cuando me golpeaban. La mayoría de las ocasiones me reía, es la inspiración de uno, era una de mis mañas, no era una burla para el contrario. El aficionado se identificó conmingo, con su apoyo. Me divertía con ellos, yo era el showman.

-Superó la marca de los 600 partidos, podría incluso imponer un récord en Costa Rica.-Creo que podría imponerla, romper la de Julio Fuller, pero ese no es el objetivo, quiero retirarme bien. Estoy saturado del futbol y deseo desarrollar otras actividades.

-Llegó a la Primera División con Limón y paradójicamente en el mismo año de su retiro, el equipo descendió.-Me entristece porque pensaba que me iba a retirar con Limón y lo haré con Saprissa. Soy limonense de corazón.

-?Qué pasará con Díaz, a qué se dedicará?-Me dedicaré al comercio, pienso ponerme un restaurante y otros negocios. Entrenaré por aparte y jugaré con los veteranos de Saprissa o con el equipo del barrio. También pienso mejenguear, como decimos los ticos.

El palpitar de las horas acerca segundo a segundo al jugador morado a su retiro, el impensable adiós del pasado es en el presente una realidad casi irrefutable. Pronto el futbol tico perderá a una de sus insignes figuras: Enrique Díaz.

Díaz en frases

"Para mí es una carrera completa, así lo siento" "El futbol se juega con patadas y a veces a uno lo tratan con patadas" "Creo que podría jugar uno o dos años más" "Quiero que me hagan un partido de despedida para poder estar con mis compañeros y saludar a la afición" "Lo más grande fue vestir la camiseta de la selección nacional" "Para lo de Italia 90, algunos dirigentes me mal informaron, pero no le guardo rencores a nadie" "Me divertía mucho con ellos -aficionados- yo era el showman" "Pienso seguir, mejenguear como decimos los ticos" "Yo quería retirarme con Limón, pero lo haré con Saprissa. Soy limonense de corazón" "Quiero retirarme bien. Estoy saturado del futbol y deseo desarrollar otras actividades"

  • Comparta este artículo
Deportes

A pocas zancadas del adiós

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

Ver comentarios
Regresar a la nota