Deportes

Empate dejó la final con pronósticos reservados

Actualizado el 06 de mayo de 2014 a las 12:00 am

El título se definirá el sábado en el Ricardo Saprissa, en otra batalla táctica

Saprissa no ha perdido títulos tras un empate y el Machillo está invicto de visita

Deportes

Empate dejó la final con pronósticos reservados

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

Danny Carvajal salió una vez más como titular en la formación del Saprissa y mantuvo la portería en cero. Tuvo acciones ágiles como esta expedita salida en  la primera parte, al rechazar de puños con efectividad.  | CARLOS BORBÓN
ampliar
Danny Carvajal salió una vez más como titular en la formación del Saprissa y mantuvo la portería en cero. Tuvo acciones ágiles como esta expedita salida en la primera parte, al rechazar de puños con efectividad. | CARLOS BORBÓN

Alajuela. Más que una felicitación, el apretón de manos entre los técnico Óscar Ramírez y Rónald González al final del partido de anoche fue un “nos vemos en Tibás”.

La moneda está en el aire, con el 0-0 de ayer el título del Torneo de Verano se decidirá el sábado en el Ricardo Saprissa.

Si antes del partido ya la serie era de pronóstico reservado, la igualdad de anoche entre Alajuelense y Saprissa deja aún más inciertos los vaticinios.

Aunque de entrada el empate pinta como una cosecha inmejorable para los tibaseños, eso no asegura que el trofeo del Torneo de Verano 2014 se guarde para siempre en sus vitrinas.

Los dirigidos por Rónald González quedan ahora obligados a una victoria que no es nueva en su paso por las finales del fútbol nacional, ni en los duelos por el título ante su acérrimo rival.

Empero sí tiene algunas trazas de proeza, tratándose de esta Liga del Machillo Ramírez acostumbrada a manejar resultados por más difíciles que parezcan.

Hay que decirlo: por hechos recientes, el 0-0 deja inclinada la balanza al lado de un equipo rojinegro, que parece saberse al dedillo la estrategia para salir de una casa ajena con el título en la bolsa.

Eso lo saben bien en Tibás, y aunque en la última final entre ambos (en 2008) lograron remontar un marcador en contra con su gente y en menos de 15 minutos, esta vez las cosas pintan diferentes.

Enfrente está una Liga curtida en finales, no la inexperta que seis años atrás llegó a la cancha del Ricardo Saprissa y dejó escapar la ventaja de dos goles.

Imagen sin titulo - GN
ampliar
Imagen sin titulo - GN

Sin embargo, los morados tienen a su favor su buen juego de anoche y de gran parte de la temporada, el invicto como locales acumulado durante casi todo el campeonato y el último duelo entre ambos en Tibás, resuelto con un 3-1 inapelable para los de González.

La historia también está del lado saprissista, las tres ocasiones que los morados empataron en el primer juego de la final (1977, 1982 y 2004) acabaron ganando el segundo encuentro y levantando el título.

No obstante, la Liga del Machillo tampoco ha perdido un juego de visita en todas las finales que ha disputado desde el 2010.

Es por eso que en la acera manuda se respiraba anoche cierto aire de tranquilidad, aunque tras el partido ningún jugador dejó escapar una sola frase triunfalista.

Las cinco finales ganadas bajo la batuta de Óscar Ramírez, les dan la confianza de que el partido de Vuelta ya comenzó a jugarse en la cabeza del estratega y ellos, tácticos como son, obedecerán para traerse de la Cueva el título 30.

  • Comparta este artículo
Deportes

Empate dejó la final con pronósticos reservados

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

Ver comentarios
Regresar a la nota